Opinión
Baltasar Garzón. PD

No es una carta al Rey Mago, como algún ingenuo puede haber pensado leyendo el titular; es un mensaje al jurista, al brillante abogado, a quien fue nuestro juez más famoso, mediático e internacional.

Es tu gran oportunidad, Baltasar Garzón, de volver al centro del escenario. Casi 20 años después de haber conseguido arrestar al general Pinochet por violar derechos humanos en Chile, tienes ahora a mano la posibilidad de apuntarte un tanto espectacular enchironando a Nicolás Maduro?.

De intentarlo, por lo menos, porque quedarías ante la parroquia como un tipo legal, fiable y coherente. Como ya sabes, los argumentos a favor de adoptar medidas judiciales contra el desquiciado dictador venezolano son abrumadores ( La indecencia de Maduro, el podrido dictador de Venezuela).

La propia fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, acusa al Ejecutivo de Maduro de ‘terrorismo de Estado'.

Amnistía Internacional, que respaldó tu iniciativa contra Pinochet, acaba de denunciar al Gobierno chavista, por utilizar la violencia de forma ilegitima contra los opositores, torturar a los disidentes y encarcelar a quienes exigen democracia y libertad.

Los cargos que presentaste en su día contra Pinochet incluían 94 denuncias de tortura de ciudadanos españoles. Pues lo tienes a huevo.

Entre los 620 presos políticos que, según la ONG Foro Penal Venezolano, tiene el tirano chavista en sus mazmorras, hay al menos una veintena de españoles. Sin condena judicial, torturados física y psicológicamente a voluntad de sus pervertidos carceleros.

En 1998, otro de los motivos que alegaste contra Pinochet fue el asesinato del diplomático Carmelo Soria. Era español y por tanto te sentías competente ( La UE no reconoce la 'Prostituyente' y adoptara sanciones contra el dictador Maduro ).

Pues también hay españoles y bastantes entre los asesinados por los sicarios de Maduro: Wilmer Carballo, empresario de 43 años de origen canario que se negaba a irse de Venezuela ‘porque el país iba a cambiar', al quien descerrajaron un balazo en el rostro en 2014; David Vallenilla, estudiante de enfermería de 22 años, acribillado a quemarropa por agentes de la Guardia Nacional Bolivariana el pasado 22 de junio, cuando participaba en una protesta ciudadana...

La lista de víctimas inocentes es larga e irá ampliándose a medida que pasen los días, porque en Venezuela hay más de 200.000 españoles y casi todos demandan respeto a los Derechos Humanos.

Si necesitas ampliar el sumario, puedes tirar de les investigaciones de la DEA y pedirle al Departamento del Tesoro de EEUU que te remita lo que han revelado los sobrinos de Maduro, detenidos y condenados en Nueva York por ‘camellos' y que corroboran que el gorila bolivariano es la pieza clave en la gran red de narcotráfico del Cartel del Caribe.

¡Animo Baltasar!

ALFONSO ROJO