Opinión
España, Cataluña, la bandera española y la senyera catalana PD

Es imposible aclarar todos los conceptos y todas las prácticas en una praxis o práctica sociopolítica, pero quizás haya que aclarar algunos términos e ideas, de forma simple y sencilla, quizás para que se entiendan y comprendan mejor o mínimamente, en un mar de confusiones, en la niebla de la guerra, que diría Clausewitz, en la niebla del conflicto.

Parto del hecho de que mis conocimientos teóricos son limitados, mis conocimientos sobre hechos-datos de política a tiempo real, aún más, pero si creo que quizás, habría que reflexionar sobre algunos aspectos, de forma simple y sintética, para que usted apreciado lector, a su vez reflexione, amplíe la información:

- Un Estado es una especie de Megaempresa Multinacional. Podríamos utilizar esta metáfora.

Los accionistas son todos los ciudadanos que tienen esa nacionalidad.

Por lo cual, en una empresa, "no puede una parte de accionistas", decir, que ellos van a tomar una decisión sin tener en cuenta el resto.

En lógica y concepción y praxis empresarial esto sería imposible de aceptar. Por lo cual, cada ciudadano de un Estado, es una especie de accionista, tiene derecho a decir y expresar, según las leyes constitucionales, lo que crea, pero "no una parte de ellos, que tomara decisiones sobre la totalidad de la empresa". Ni menos saltarse las leyes esenciales o el marco constitucional, en un sentido o en otro.

- Un Estado es la herencia de generaciones, de siglos muchas veces.

Herencia en multitud de campos, no solo psicológica y afectiva, sino económica, social, política, cultural, etc.

Es decir, "yo como ciudadano de un Estado" soy heredero de docenas y docenas de generaciones, en el caso de Celtiberia, de siglos de alegrías y sufrimientos.

Por lo cual, la propiedad sobre mi Estado", mi pequeña propiedad como individuo, se debe, entre otras muchas razones, a que mis padres-abuelos-bisabuelos y posiblemente docenas de generaciones anteriores, hemos estados instalados en este territorio, y hemos sufrido todos los vaivenes de la historia, buenos, malos, regulares, etc. Incluidos periodos de guerras, periodos de paz, periodos de revueltas, etc.

Por lo cual, "como ciudadano de hoy", tengo derecho y deber, de cuidar el patrimonio que he heredado, "podríamos denominarlo patrimonio estatal", que he heredado de siglos.

- Algunos dicen, que como España no entró directamente en las dos guerras mundiales, los ciudadanos no son conscientes, que a más Estado, más población, más territorio, más posibilidades de sobrevivir, todos y cada uno, más fuerte el conjunto, más fuertes cada parte.

Algunos dicen, que ningún alemán se le ocurre dividir el Estado, sino todo lo contrario, cos que han hecho la unificación, porque son conscientes que en la segunda guerra mundial, por ejemplo, al finalizar dicho conflicto, que al menos un millón de mujeres alemanas fueron violadas, según indican, que docenas de miles se suicidaron. Por tanto, son conscientes, los franceses, los alemanes, los rusos que sufrieron las dos guerras mundiales en sus territorios, que la "unidad de todos es esencial, es el elemento esencial de derechos, de defensa a y en todos los sentidos". Que cuánto más fuerte sean sus respectivos Estados mejor será para todos y para cada uno, empezando por sus individuos, sus empresas, sus ciudades, sus regiones, sus lenguas, sus diferentes estratos sociales...

Pero los que viven en la Península Ibérica, muchos no son conscientes de ello, por tener y haber tenido la gran fortuna de no entrar en ninguna de las dos guerras mundiales...

- Al ser un Estado herencia de generaciones y de siglos. Han existido siglos, épocas, generaciones, que quizás, algunos territorios y poblaciones de unas regiones de ese Estado, han contribuido más a la totalidad que otros, o unos han contribuido de una manera, y otros han contribuido de otras.

Pongamos un simple caso, si no hubiese sido por la aportación de toda España, Castilla incluida, las costas españolas en el siglo XVI-XVII, hubiesen sido invadidas por poderes extranjeros muy importantes del Mediterráneo de la época.

Así se podrían poner cientos de ejemplos-casos-datos.

Cada generación, diríamos que unas regiones aportan más cosas en algo, y otros, aportan en otros campos. Pero entre todos formamos y conformamos ese Estado, esa soberanía de ese Estado, esa realidad, esa Megaempresa, esa sociedad-Estado.

- En toda concepción teórica, a las derechas, sean del tipo que sean, a más Estado, más le convienen a sus intereses. A las izquierdas, a más Estado, más defienden al pueblo y a los proletarios.

Es imposible de entender, aunque tenga explicaciones secundarias, que una "parte de las elites económicas y políticas de derechas quiera dividir un Estado", porque a la larga es negativo y malo para ellas y para el conjunto.

Es imposible de entender y comprender, aunque tenga explicaciones subsidiarias y de tercer orden, que "una parte de la izquierda quiera dividir un Estado, cuándo saben hasta la saciedad, que será un mal enorme, para la gran parte del pueblo y de los proletarios a quienes dicen defender...".

Entendemos que las elites económicas, quieren un Estado, para gestionar pueblos y recursos. Pero cuánto más grande sea el territorio y el Estado, más posibilidades de riqueza tiene. En cuanto a las izquierdas, el pueblo unido jamás será vencido. Los intereses del pueblo, de las clases medias y bajas, de los proletarios, de todos, serán mejor defendidos, tendrán más derechos reales y teóricos, formando parte de una unidad mayor... intereses secundarios o terciarios, no pueden imponerse sobre el sentido común, sobre la defensa del bien común y general, de la presente generación y de las futuras...

Bien haríamos en reflexionar sobre el concepto y realidad del bien común y del bien general.

- La democracia en una sociedad-Estado, es una forma de gobierno, como diría Churchill la menos mala de las posibles, pero tiene unas reglas límites y limitadas.

No es democracia, que una parte de un Estado tome una decisión equis, sin tener en cuenta, al resto, y cambie el orden constitucional o el orden estatal, según las leyes vigentes, más cuándo ese orden estatal es democrático, y tiene todos los ítems de una democracia occidental.

Es decir, la Mancha, porque sus ciudadanos así lo quieren o desean, no pueden, ni deben, no es democrático, porque va contra todo el orden democrático, que la Mancha establezca una República de la Mancha, un Estado de la Mancha en forma de República, porque los manchegos, una parte de los manchegos, queramos ser una República. Porque creamos que seremos más eficientes, y porque es nuestro sueño o nuestra voluntad o nuestro imaginario, porque parte de las elites y parte del pueblo así lo hayan deseado o querido...

- Los vaivenes de la historia y de la Historia, muestra y demuestra hasta la saciedad, que en unas épocas, unas zonas de un Estado aportan algo para el conjunto, y otros, aportan otra cosa. Que un día, parece que una zona aporta mucho, digamos a nivel económico, y al día siguiente, cambia una situación mundial, y otra zona de ese territorio, aporta, entre otras cosas, recursos de otro tipo, muchas veces, hombres para ir a los frentes militares del mundo o para salvar a determinadas regiones de procesos revolucionarios radicales, como se ha visto a lo largo de la Península Ibérica. O para ser los consumidores de sus productos, o para en épocas, no tan lejanas, ser los migrantes hacia esas zonas...

Como tantas veces, a lo largo de los siglos se ha visto. Docenas y cientos de hechos históricos se podrían narrar y contar.

Por ejemplo, China es y será fuerte, es y será un Gran Estado, porque tiene mucho territorio, mucha población, pero está formada por docenas de etnias, docenas de lenguas, etc. Pero saben que formando un único Estado pueden llegar a la hegemonía mundial. Porque por definición el Estado es la unión de multitud de regiones, de lenguas, de etnias, de territorios,, de y de...No estamos en el siglo XIX, que una nación sea o debe ser un Estado, sino que es al revés un Estado es la unión de multitud de entidades diferentes. Quizás el futuro, solo sea un Único Estado Mundial.

- Un Estado es una enorme entidad, megaempresa, lo hemos indicado, pero es una metáfora, que cumple y existen con y en multitud de factores-variables-funciones-relaciones.

El concepto, por ejemplo, de soberanía teórica y soberanía real es pertinente. A mayor población de ese Estado, en principio más soberanía real, a más territorio igual, a más población y más territorio por lo general más riqueza, a y en todos los sentidos. Riqueza económica, social, cultural, tecnológica, de investigación, etc.

Secesionar un Estado, más uno que lleva siglos existiendo, y más siglos queriéndose formar o intentando formarlo, es un suicidio colectivo. Un Estado que con los visigodos ya era Estado, que después se fragmentó en una docena de reinos, y que en el siglo quince volvió a reunirse... Un Estado que ha deseado durante siglos estar unido, no sería bueno-conveniente su separación-secesión en varios Estados...

Es un suicidio para las generaciones futuras y presentes. Porque el mundo, el mundo del Mediterráneo está en plena ebullición, el mundo mundial, aún más. Los Estados Unidos de Europa están en proceso de parto, y no sabemos lo que sucederá y en qué terminará. Además, tantos Estados casi treinta para formar unos Estados Unidos de Europa, el encaje es enormemente complejo.

- El concepto-práctica del "golpe de Estado", véase Curzio Malaparte, Samuel Finer, y otros, no necesariamente y solo exclusivamente es "militar", sino que un golpe de Estado, puede ser civil, combinando revueltas, motines, golpes parlamentarios que pueden ser golpes de Estado, golpes desde el mismo ejecutivo que son cambios esenciales del orden constitucional, etc., la pragmática a lo largo de la historia, desde el más famoso de la antigüedad, del paso del Rubicón, pueden ser de muchos tipos. Y la realidad histórica, es que como cualquier otra realidad, los humanes y su libertad y creatividad, van creando nuevos subtipos y submodelos.

Podríamos indicar, sintetizando, que "todo golpe de Estado es el cambio constitucional esencial, sobre una parte o sobre el todo, sea dado por una entidad civil o militar, o ambas cosas, desde dentro del mismo poder del Estado o parte del poder del Estado o desde fuera".

- Para terminar, lo peor de todo, es que a nadie se le ocurre, cortarse dos dedos de una mano y quedarse con tres, porque es cercenar-secesionar-amputar una realidad que es una mano, y estará peor, con una mano con tres dedos, que no con una con cinco dedos, aunque y porque cada dedo es diferente.

Nadie en su sano juicio, libremente se amputa una pierna, o se amputa un brazo, porque parece es evidente que una persona, es mejor que tenga los dos brazos y las dos piernas, y a no ser que sea por un accidente, nadie quiere dejar que le falte un brazo o una pierna...

Dividir un Estado, un Estado democrático, que lleva siglos siendo Estado, que somos la herencia de siglos y de generaciones, que han sufrido y que han reído, pero que somos la herencia de siglos, es un suicidio colectivo, porque es debilitarse y es caer en multitud de incertidumbres y vulnerabilidades, algunas imposibles de prever, otras que se ven claramente en el horizonte.

Porque al final, no olvidemos que existen multitud de presiones desde el exterior y desde el interior, y por tanto, seremos más débiles. Aumentarán las tensiones interiores en la Península Ibérica vean toda la Edad Media, vean Italia del Sur, etc.

La parte irracional del ser humano no puede imperar sobre la parte racional. Porque puede conducirse-gestionarse un proceso-modelo-sistema de forma racional con fines-metas irracionales, y la historia lo ha demostrado hasta la saciedad.

Solo la paz sociopolítica crea riqueza, la ambición-avaricia-envidia-maledicencia-ira-colera-inquinas-rencores del pasado o del presente, solo crean conflictos, y por consecuencia sufrimiento, cuándo no cosas peores. Solo la paz, solo la paz crea todo tipo y clases de riquezas, la no-paz solo crea toda clase de sufrimientos-angustias-penas-incertidumbres-vulnerabilidades. La historia y la Historia lo muestran y demuestra hasta la saciedad. Pero me temo que escribo para nada y para nadie.

http://soliloquios.blogia.com © jmm caminero