Opinión
La triunfante Angela Merkel. DS

"Una sociedad, con todos los medios técnicos y tecnológico, pero sin paz, justicia y libertad, no progresa. Una sociedad sin medios técnicos y tecnológicos, pero con paz, justicia y libertad, progresará".

Señora Ángela Merkel y en su nombre a todos los políticos que están empeñados en llevara Europa a la decadencia, acabo de leer que en Alemania, la poderosa Alemania locomotora de Europa; se van a acotar en estas fiestas de fin de año espacios a los que denominarán "zonas de seguridad" para las mujeres y así evitar los ataques y abusos que puedan amenazarlas. Usted, señora Merkel actúa restringiendo la libertad de las mujeres mientras deja en libertad a los delincuentes.

No me sorprende porque usted, al igual que todos los políticos europeos, están intoxicados por el buenismo y por la estupidez. Usted, para evitar lo que sucedió el año pasado, mete a las inocentes ovejas en el redil y deja en libertad total a los lobos que las amenazan.

Su actuación no va dirigida al agresor, sino a la víctima. Creíamos que toda Europa era una "zona de seguridad". Va a ser que no, que las zonas de seguridad hay que establecerlas en función, no de quienes pueden sufrir una agresión para respetar su libertad, sino en función de los agresores porque a estos ¡pobrecitos míos! no le vamos a quitar el que hagan lo que les dé la gana.

Esto de "zonas de seguridad" para la mujer chirría, suena mal y nos retrotrae a épocas ya olvidadas donde la separación de sexos, la discriminación y los guetos eran la norma; sin olvidar que es un ataque a la dignidad y la libertad de la mujer. Volvemos a las cavernas cuando se suponía que Europa era un espacio de seguridad y libertad.

Después de esto, señora Merkel, parece ser que no, al menos para las mujeres.
Usted, señora Merkel, es mujer. No entiendo que, siéndolo, haya permitido el establecimiento de esas zonas. Usted es inteligente o al menos así lo parece, y se supone que sabe que esas zonas son un ataque a la dignidad de la mujer como mujer y como ser humano.

Para una mujer que, mirándose a sí misma, ve que además de mujer es un ser humano repleto de dignidad, que por serlo y para serlo no hay que pagar peaje, ni hay que someterse a la sinrazón, la cobardía, el miedo, la falta de coraje, la ausencia de imaginación y la injusticia de unos políticos europeos carentes de las facultades necesarias para hacer andar a Europa hacia adelante, no hacerla caer por la pendiente de la decadencia; esas "zonas de seguridad" son un agravio

¿Y la justicia, señora Merkel? ¿por qué no ordena una justicia que haga ver a los lobos que atacar a las ovejas tiene un castigo ejemplar? Eso no, verdad señora Merkel y señores políticos europeos, eso no; que puede herir la sensibilidad de los lobos que habitan entre nosotros y a los que hay que garantizarles que Europa es el mejor lugar para el desarrollo de sus crímenes, y donde la factura por cometerlos es la más barata del globo terráqueo.

Mientras, a las víctimas se las recluye en una "zona de seguridad".

Manuel del Rosal