Opinión
Apuleyo Soto. PD

No me importa que te vayas
del PDeCAP
ni me importa que te sigan
otros tropecientos más
tan indignos como tú
de emplear al catalán
como moneda de cambio
para su prosperidad.
Lo que me importa es saberte
hundido en el albañal
del Palau del tres por ciento
que te quisiste apañar
con desprecio del incauto
votador ocasional.
¡Ay de ti, tonto del haba,
que listo te creerás
saltando del convergente
al esquerroso frontal
en pro de la independencia
que no llegará jamás
porque Cataluña es
patrimonio nacional
y ningún españolito
se la dejará escapar!
¿Qué fue del seny de entonces
con Jordi Pujol al par?
¿Adónde se te quedó
o adónde se fue a parar,
rotos los lazos cordiales,
rota incluso la amistad?
No me lo cuentes, lo sé
y no lo puedo olvidar.
Hoy lloras como Boabdil
dejando Granada atrás
y ni siquiera tus fieles
te acompañan a llorar.
Llora, llora y vete a casa
o a la cárcel a penar,
que bastantes causas tienes
que rendir y que saldar.