Opinión
Jesús Millán Muñoz. PD

He expresado muchas veces, por escrito y hablando, que a mi corto entender la industria cultural, tiene que cambiar de perspectiva o dimensión.

Empezaré por un ejemplo, supongo que el biólogo que estudia un nicho ecológico, debe él o ella ocuparse y preocuparse y estudiar todas las especies que viven en ese territorio, y la cantidad o proporcionalidad de ellas, las relaciones y funciones, entre la masa viva, plantas y animales, la tierra o el terreno, la relación con el ser humano, etc.

Creo que no es obligación del animalito decirle al biólogo o la planta a la botánica, señora equis, que existo y que estoy aquí, aunque soy pequeñito y soy muy huidizo también tengo mi lugar aquí en esta tierra, por muy modesto que sea, por muy pocos ejemplares existentes de mi especie...

- A mi entender, este es el cambio, creo que esencial y radical de raíz y fundamento que hay que hacer. Hasta ahora, el artista plástico, el escritor, el autor en cualquiera de las especialidades científicas o filosóficas o estéticas o artísticas, tiene que "ir con su dossier o su original", mostrándolo a docenas o cientos de entidades industriales, sean galerías de arte, marchantes, críticos, directores de..., sean editores, lectores de editoriales, etc. Cada uno según su oficio y profesión.

A mi entender, sin negar el anterior paso, sin obviar y no olvidar, el coste de tiempo, el coste económico, los años que uno, o cientos o miles de autores, millones en el mundo se pueden pasar con su dossier y sus originales o sus fotografías debajo del brazo. El gasto económico de envíos, el tiempo, etc. Si sumásemos por cada unidad territorial, el gasto en todos los factores, nos daríamos cuenta, que es ingente, y que es necesario, además de este sistema, buscar otro, de selección y de búsqueda de autores...

Y al final, siempre se puede quedar uno o diez, o un tanto por ciento, que jamás llegue a la persona equis, que realiza esa antología de autores, esa antología de novelistas, esa selecciones de diseñadores, etc., en ese territorio concreto, sea provincial, local, regional, nacional, etc.

- Aquí, aquí estriba el cambio de perspectiva de la industria cultural, si de verdad queremos que sea eficiente y racional, y por tanto, industrialmente competitiva. Se debe encontrar un sistema, por el cual, "todos los animalitos de esa especie puedan estar en el catálogo del biólogo, aunque después el biólogo estudie unos, y deje otros para el futuro...".

Es simple y fácil la solución, es crear centros de documentación o archivos, de cada una de las materias, por cada territorio -local, comarcal, provincial, regional, nacional, continental, por lo cual, si es de poesía, todos los autores, que quieran estar en ese centro de documentación o archivo, que puede ser en principio virtual, sin exigencias previas, pueda enviar su curriculum, y algunas fotografías o documentación de su trabajo.

Hemos puesto el ejemplo de poesía, puede ser de literatura en general, puede ser de artes plásticas, de diseño, de moda, de teatro, de filosofía, de matemáticas, de ciencias, etc.

De todas y cada una de las actividades de creación e investigación cultural, de ciencias, filosofía, artes, etc.

- Al existir ese centro de documentación, de esa actividad determinada, a nivel local o regional o provincial. El señor equis, de la industria cultural correspondiente, sea privada o sea pública o sea institucional, que quiere conocer lo que existe de tal actividad artística o científica o filosófica, en tal territorio, pues solo tiene que ir a ese archivo online, y consultar... quizás se encuentre que en la provincia equis, o en la región zeta, se dedican a esa actividad cien personas, o quinientas o mil... encontrará un curriculum, y también algo de su obra, sea en fotografía o en documentación...

Pues ya el director de revista que quiere realizar una antología, el marchante o galerista que está buscando nuevos o viejos autores, o tal o cual estética o dirección u orientación o temática o..., el tal o el cual, de tal o cual oficio o profesión, pues entra en contacto con esas personas o esas obras, o con los que crea conveniente, si desea, puede ponerse en contacto con autores, de esa especialidad, y pedirle más documentación... O hacer la selección que esa persona crea conveniente, pero de antemano, ya ha podido conocer, tener una idea suficiente de "todos los autores de esa especialidad o actividad en tal o cual geografía...".

- Para terminar creo, que este es el sistema racional de tener una industria cultural competitiva, cuando la industria cultural es esencial, para el turismo, para el PIB provincial, regional, nacional. Creo que es la manera y forma, sin negar los sistemas tradicionales de poder encontrar, que "el grano de brillantes", si es que existe, tenga alguna posibilidad de no perderse, o que se le encuentre, entre mil o cien mil o un millón de otros granos.

Además pienso es una razón de equidad, de justicia, de libertad, de valorar el trabajo de otras personas, que pueden llevar cinco o diez o treinta años, con su producción cultural, medio destrozada ya, en su estudio, medio derretidos sus corazones...

Sé que ya se están dando pasos en este sistema, sé también que llevo sugiriendo esto desde hace décadas, sé que ya he indicado que centros documentales de teatro y de música, que yo sepa, existen dos o tres de cada especialidad en la Piel de Toro... pero creo, que hay que avanzar, apenas tendría coste económico y espacio de archivo y documentación, podrían existir del mismo tema, diversos, por ejemplo, de poesía, uno o varios a nivel regional, otros a nivel de cada provincia o de algunas comarcas... gestionado por museos, o institutos, o bibliotecas, o ayuntamientos, etc.

Falta que se vayan haciendo en todas las actividades, falta que se vaya sumando, enlaces en esos archivos que existen, que se vaya complejificando, por ejemplo, curriculum más completos, enlaces a páginas de los autores de esa actividad, una cierta cantidad de documentación de esa actividad...

Dejo este guante-corbata-pañuelo para que lo recojan ustedes, sea en el ámbito local, provincial, regional, nacional... Paz y bien y eficiencia...

http://soliloquios.blogia.com