Opinión
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (PSOE). EF

Parece fácil coger un lápiz y ponerse a escribir, y la verdad no es tan fácil, y menos hoy día donde hay tantos y buenos escritores, periodistas y personas bien formadas. Aunque para algún tipo de personas es bastante fácil el escribir algo que sea capaz de mover conciencias, o de provocar en un ser que muestre una pizca de humanidad algún sentimiento, de nobleza o generosidad. Opinar bien sea constructivamente o destructivamente es muy fácil y escribirlo más aún, claro está siempre que lo que escribas haya alguien que sea capaz de leerlo, eso sería otra cosa. Puedes estar escribiendo cien años que si no te lee, nadie, lo único que habrás conseguido es sentirte bien contigo mismo el rato que lo has estado haciendo, hay que hilar muy fino, y aún así enseguida pasas a ser sospechoso de ser un cerdo facineroso opresor, que tu madre hubiera hecho un bien a la sociedad si te hubiera ahogado el día que te parió. Aunque siempre puedes esperar te suceda lo que a Van Gogh, que no vendió un cuadro en su vida, ni cortándose la oreja, hasta que llegó la mamandurria del marchante farsante surrealista y lo puso en solfa, incluidas las pipas del girasol. Es muy difícil escribir, es muy difícil mantener una línea editorial coherente, obsérvese lo que está aconteciendo en todos los medios a fecha de hoy con el 6.25 ese pedazo que ha llegado a presidente de gobierno con su patulea de insatisfechos sociales y ansiosos de poder. Cuantos diarios de los cuatro o cinco grandes del país le han llamado de todo lo inimaginable y dedicado columnas dándole más palos que al cabo furrier, y ahora están embelesados con el guapo. Es muy fácil que si el mulato Obama fue agraciado con el Nobel de la Paz, ¿Por qué no Pedro Sánchez? que anticipándose a medio mundo dio órdenes a su gobierno para ofrecer Valencia como puerto de atraque del buque de médicos sin Trabajo, para acoger a los 650 migrantes puestos en el canal de Sicilia por las mafias del tráfico de humanos. Comentaba uno de los médicos esta mañana que llevan ya tres días y no pueden aguantar más en ese estado, ¿como apuntarían en los siglos de la esclavitud los 70 días de travesía a pan y agua y encadenados, cruzando el charco por los traficantes esclavistas de la época? La historia se repite solo que acorde con los tiempos.

De hecho en las noticias esas que te manda a casa, leo una estadística, en la que si hubiera en estos momentos unas elecciones generales, el Pasoe las ganaría con 110 escaños, y yo me pregunto los españoles somos así de lelos, o es verdad que somos un atajo de ignorantes, catetos, e imbéciles que lo único que tenemos en común con el resto de la vieja y hermosa Europa es el darle patadas a la pelotita.

Ahora un buque de esos que fletan los médicos humanos y sin fronteras, esos que están saturados de trabajo en la seguridad social porque tienen 3 minutos por persona y consultones de 80 personas en la jornada laboral y que salen a las 14:30 horas del hospital de Santa Lucia para enganchar en una clínica privada desde las 15:30h hasta las 22:00h de la noche. Porque tienen un ritmo de vida, que necesitan la pasta a raudales para mantener el status social al que se creen pertenecer. Aparte de no poderse poner enfermos, ya que pierden los ingresos por el complemento de trabajo mas la clínica privada y a ver como hacen frente a lo que deben.

Esos están con el barco ese que tiene 650 migrantes como se dice ahora, que huyen de sus países con el objeto de mejorar sus tristes vidas en mitad del mediterráneo y los italianos y malteses saturados ya de inmigración no autorizan el desembarco. El 6.25 como buen socialdemócrata ya ha dado orden para que los traigan a España, no ha sido El gran presidente de la libertaria Francia, ni la presidenta de los hijos de la gran Bretaña, ni los belgas, ni los holandeses, ni los suecos, ni los finlandeses, ni los noruegos, ha sido Don Pedro Sánchez, es más estamos ya a 42 de mayo y seguimos con el sayo, y los pensionistas desaparecidos de las calles. Y los valencianos ya están preparados para recibirlos, y la Abuelita Carmena lista para recoger a 20 familias en total 100 personas y los amados vascuences igual y hasta el Le PEN catalán se une a la causa. Que buenos son estos socialdemócratas con el dinero de los demás, con el dinero del IRPF, con el dinero que nos trincan a diario para que ellos ejerzan su solidaridad popular. Y para que los presidentes y directores de las empresas de la miseria humana, justifique sus sustanciosas nóminas, como esa agencia para los refugiados de la ONU, que ahora ha puesto en marcha hasta un testamento vital, al objeto de trincar un poco más, pero eso si garantizan la legítima a los herederos. Cualquiera creerá que este humilde opinado no es solidario, pues sí, soy tan solidario como ellos, solo hay una diferencia que yo soy solidario con mi dinero y ellos son solidarios con el dinero ajeno.

¿Hasta dónde tiene que llegar la solidaridad? Hasta donde Europa tiene que hacerse responsable de estas migraciones lógicas y que si yo fuese un africano sin medios también me pondría en marcha en busca del dorado europeo. No es un problema de el sur de Europa es un problema de Europa. ¿Por qué estas migraciones no se dirigen hacia los emiratos árabes? ¿Por qué no los atienden sus príncipes y sus jeques? En Catar o Doha. Es de suponer que todos estos que se han comprado casoplones y son socialdemócratas tendrán preparadas una habitación al estilo unión soviética bolchevique, para alojar a una de estos cientos de familias que están viniendo, y así lavar las conciencias y poder dormir tranquilamente después de pegarse una buena comilona de esa de 300 pavos por comensal en un restaurante de la mamandurria del fogón.

Porque está muy bien que el nuevo candidato en mi opinión a Nobel de la Paz, experto en entrar por la puerta de atrás, ponga en marcha a los ministerios de interior, defensa y exteriores y ofrezca el puerto de Valencia. ¿Y una vez en Valencia qué? ¿Quién paga el alojamiento, manutención y como dice la otra pájara una Sanidad Universal? ¿Quién paga? De donde vais a sacar la pasta, además seis o siete ministerios más, con sus secretarios y secretarias. Estamos ya a 12 de junio y nadie dice nada de la paga extra de verano a la que hay que hacer frente este día 30. Si estuviera o estuviese el presidente legalmente elegido por voto popular, maese Rajoy llevaríais ya dando por culo una semana con la hucha de las pensiones de los miles de millones dilapidados en pagar prestaciones. No, ahora estáis los que os gastáis el dinero ajeno. Mientras el vuestro lo tenéis a buen recaudo y para terminar un recordatorio a los cobardes senadores peperos que ayer permitieron a una enchulada ministra de Hacienda, crecerse como gata panza arriba, como la nueva salvadora de la economía social por el bien de la España plurinacional socialista. Y más cobarde aún con solo limarle 35 millones a los traidores del PNV.

Se han cargado un Rey, han sentado a una Infanta de España en el banquillo, van a meter al marido trincón en la cárcel, hicieron desfilar por el juzgado al Presidente de Gobierno, han conseguido el poder por un parlamento del lamento. Comienzan a tender puentes de dialogo económico devolviéndole el control de la pasta al Le PEN, el mismo que ofrece el puesto al Trapero, y tiene a Barcelona al borde de repetir el 34 según Borrell. El ministro de deportes jugando con las pelotitas y con paralela de Hacienda, la ministra territorial con la república Federal y el zampa anchoa cántabro diciéndole al trancas, que con zapatero La TVE era muy plural. Como decía Astérix, estos hispanos están locos. Recuerdo cuando trajeron a los refugiados de la guerra de Bosnia a un campamento muy cercano a mi casa, no hubo manera de acercarse a ellos, ni a llevarles por Reyes unos juguetes a los niños, estaban más protegidos que la Moncloa, solo se podían acercar los administradores del negocio de la miseria. Y hoy es cesado otro patriota, otro inculcador de valores deportivos, otro que siente el escudo nacional, otro que su mayor orgullo es la selección pelotera española, pero la pasta es la pasta, otro traidor que a falta de 48 horas para el comienzo del Mundial, y recién renovado, prefiere lucir en el pecho el escudo del Madrid, antes que el Nacional.

A quien coño queréis engañar transmitiendo valores, lealtades y servicio público.

TODO POR LA PASTA. Que es lo que realmente interesa. Deberían en mi opinión ir a jugar gratis a la Selección Española, eso si que sería un verdadero y sincero amor a los valores deportivos y patrióticos.

Viva Cartagena.
Francisco Hernández.