Opinión
Luis Rubiales RS

Por variar un poco y no seguir hablando de Sánchez, Torra, y esa banda de impresentables políticos, voy a hablar del tal Rubiales, el nuevo presidente de la Federación Española de Fútbol, un elemento del que hace unos meses yo no había oído hablar nunca. A posteriori me he enterado de unas declaraciones que hizo a La Vanguardia: "Soy un demócrata convencido. Escucho, debato, analizo y llego a acuerdos beneficiosos para todos". Y tras ser elegido presidente: "Lo dije y lo repito: el cambio en la Federación es imparable".

Pues bien, puede que crea ser demócrata convencido, lo que no está tan claro es eso de que debata analice y llegue a acuerdos beneficiosos para todos, ya que lo primero que hizo tras ser elegido, fue irse a Rusia dos días antes de que jugase España, y despedir al seleccionador nacional, que llevaba dos años preparando el mundial, negándose a escuchar a los jugadores que sensatamente le pidieron considerase las consecuencias. Y todo por haberse enterado de que tras el mundial, Lopetegui iba a fichar por el Real Madrid. Dijo que lo despedía por defender unos principios, pero no cuales.

No se me ocurre que principios son los que se vulneran por aceptar una mejora profesional, tampoco se entiende la afrenta por él sufrida porque las negociaciones hubieran sido a sus espaldas, al fin y al cabo Lopetegui es un profesional libre, no tenía porque advertirle de nada , no era su pareja, estaba pactado que con pagar la cláusula se podía ir cuando quisiera.

La gente se equivoca a veces, pero las equivocaciones tienen consecuencias, y es incomprensible que después de esa cacicada vergonzante, ese elemento siga más o menos indemne por el hecho de que gran parte de los medios responsabilicen también al Real Madrid y al propio Lopetegui, como si en el fútbol fuese anormal que los clubes y los profesionales planifiquen su futuro.

Si fuese una persona con un minimo de dignidad, habría dimitido antes de que los jugadores saliesen de la ducha tras el partido con Rusia que nos elimino, pero en su lugar, ha dimitido Fernando Hierro, seguramente por no aguantar la vergüenza ajena que le iba a causar el tal Rubiales al cruzarse con él en los pasillos de la Federación.

Otro politiquillo fuera de lugar. Si esto es el "cambio imparable de la RFEF", apañados van quienes viven del fútbol.

No es broma
Blog http://nosonbromas.blogspot.com/