Opinión
Cataluña, independentismo y mentiras. CT

"El independentismo ha sido derrotado, ha hecho y hará el ridículo, y pese a las decisiones de algunos jueces absurdos belgas o alemanes –no sé de qué nos extrañamos, como si aquí no tuviéramos jueces absurdos– España ha ganado.".

Lo afirma tajante, sin rodeos ni ambages, el siempre brillante y siempre polémico Salvador Sostres en 'ABC', este 11 de agosto de 2018:

"El independentismo político se ha quedado sin estrategia, sin la idea de un camino, ni siquiera del camino de salida, que más de uno querría tomar, aunque no se atreva a decirlo. Ni Esquerra ni la vieja Convergència tuneada saben cómo avanzar, ni cómo retroceder, ni cómo quedarse donde están para exprimir los suculentos réditos de la autonomía, que es lo que más desearían hacer".

Añade Sostres: "Puigdemont -y en general el independentismo- han entendido que lo único que les queda es «joder con la pelota», como el niño de Serrat, para disimular que se han quedado sin opciones. Sólo Esquerra quiere tomarse el gobierno más en serio, pero no se atreve a decirle la verdad a sus votantes, y mientras no se atreva continuará cautiva de las locuras del fugado, que han sido y serán considerables, pero siempre dentro del margen de la Ley, porque desde el 27 de octubre todo independentista sabe el destino que si delinque le aguarda: o el destierro o la cárcel".

Asistiremos a toda clase de provocaciones que nacerán y morirán en su propio jardín de intrascendencia, intentos de humillación al Estado que en el fondo serán mucho más humillantes para ellos y para su impotencia; y en su estrategia de llamar fascistas a los que no piensan como ellos, y de acusarlos de violentos, como si el independentismo no llevara meses violentando la vida política catalana, la tensión se desplazará de eje hacia el guerracivilismo de Podemos, como ya se desplazó primero al de Esquerra y luego al de la CUP. Y allí morirá, como en el 36 y como siempre, el enésimo intento del catalanismo de derrotar a España aliándose con la extrema izquierda.