Opinión
Inés Arrimadas (CS), vencedora de las elecciones autonómicas en Cataluña. EF

A lo largo de la noche electoral y viendo la gran victoria electoral de Ciudadano en las elecciones catalanas me cansé de escuchar a todos los comentaristas de radios y televisiones de la mayoría en votos o escaños entre constitucionalista o independentista, de la debacle del Partido Popular, o del posible comportamiento del bloque soberanista tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española.

Sinceramente, creo que ningún medio de comunicación ha hilado fino, ya que parecería más relevante analizar los efectos del 155 en la forma en que fue aplicado por Don Mariano Rajoy Brey.

Parece evidente que por el resultado electoral no ha sido muy inteligente la aplicación del mencionado artículo de la CE, ya que llevar al PP a ser la última fuerza política, mantener o ampliar la mayoría soberanista, no en votos pero si en diputados, y convencer a los catalanes de que el voto útil en Cataluña se llamaba Ciudadano, parece que el presidente Rajoy debería de hacer un curso acelerado de Ciencia Política por la UNED.

En primer lugar alabar la buena gestión sentimental y emocional de su electorado que ha hecho Juntos Por Cataluña y Esquerra Republicana de Cataluña, entendiendo, cómo no entiende Mariano que la política son más emociones y sentimiento que aburridos discursos de tecnócratas, sobre todo en un comunidad donde la cadena de televisión es Telecinco, Jorge Javier Vázquez debiera haberle dado unas clases particulares de gestión del electorado. Mariano nos ha dejado una sociedad en Cataluña dividida por mitad, y con el bloque soberanista haciéndose la vÍctima del sistema judicial español antes las prisiones provisionales y las presumibles sentencias que les van a caer a los golpistas del Gobierno Catalán, Junqueras en Estremera y Puigdemont comiendo gofres en Bruselas.

¿Qué le hubiera costado al Mariano haber mantenido intervenida la Generalidad más tiempo, atrasando estas elecciones y procediendo a desnazificar a la sociedad catalana desmontando los medios de comunicación antiespañoles y las redes clientelares tejidas desde por el soberanismo desde 1979?

Sin duda que el PSOE y PP deben de hacérselo mirar y mira hacia Alemania, que tras dos guerras mundiales provocada por el nacionalismo hoy han aprendido a pactar entre socialista (SPD) y Demócrata-Cristianos (CDU), en lugar de vender a cambio de apoyos a los nacionalista Bávaros, o en su defecto en España, Catalanes o Vasco, ¿no hubiera mejor que un sevillano como Felipe se hubiera entendido con el vallisoletano Aznar?

Finalmente, y como el PP de Mariano no está haciendo un relevo generacional profundo, y además no ha asimilado que los lÍderes deben ser elegidos por primarias, ahora parece que si existe un partido de centro derecha libera que pacta en Andalucía con PSOE y en Madrid con PP, es decir, lo que necesita España, pactos entre los partidos nacionales constitucionalistas, como hacen en Alemania, y eso Mariano lo aprenderá cuando el presentador de Sálvame se lo enseñe.

Por tanto, y volviendo con los comentarista y tertulianos, nadie se ha percatado que ahora el PP se puede empezar a desangrar en votos en toda España, ya que Ciudadanos, a diferencia de VOX, si es un partido transversal, democrático, y ahora nacional, que tiemble el PP, que lo que fundo Fraga lo va liquidar Mariano.

Pedro Muñoz Lorite
Abogado