Opinión
Tabarnia no es una ocurrencia contra los secesionistas: es el instrumento de su derrota

Broma, ocurrencia, herramienta para combatir el nacionalismo (Alfonso Rojo: "¡Viva Tabarnia libre y española!").

Medios de comunicación y partidos se equivocan de plano con Tabarnia (Empieza el baile: En Llivia piden unirse a Tabarnia).

Los periodistas dan la impresión, casi sin excepciones, de haber dejado de leer correctamente los mensajes los ciudadanos:

1 Tabarnia no rompe la unidad nacional: la refuerza

No se trata de un país nuevo sino de una nueva comunidad autónoma. No significa la separación del resto de la nación, sino asegurar su unidad. Tanto como permite la pésima idea de las autonomías.

2 Tabarnia no es una ocurrencia contra los secesionistas: es el instrumento de su derrota

Si no se destruye la idea que los nacionalistas tienen de Cataluña, el nacionalismo nunca desaparecerá. Podemos superar (quizá) su actual embate, pero regresarán con igual determinación dentro de una generación. Crear y consolidar una nueva autonomía en el centro de su país imaginario y que la ciudadanía les prive de su principal baluarte les condena a la derrota definitiva.

3 Tabarnia no desaparecerá cuando gobiernen Cataluña los constitucionalistas: es la garantía de que eso suceda

Si metemos en el cajón la construcción de una nueva autonomía que divida Cataluña, archivamos en esta región la unidad nacional. Si construimos una nueva región constitucionalista y próspera, el resto de Cataluña terminará pidiendo su integración.

4 Tabarnia no es una iniciativa divertida en las redes sociales: es el clamor de la inmensa mayoría

El mérito de sus promotores es haber verbalizado lo que hasta ahora se consideraba una utopía. Y todos hemos descubierto de repente que la idea de Tabarnia es la válvula de escape por la que escapa a chorro el vapor condensado de nuestras aspiraciones censuradas, reprimidas, vilipendiadas desde que murió Franco. Y por eso precisamente...

5 Tabarnia no es una moda: es nuestra aspiración a la libertad

Descubrimos al mismo tiempo que existe una idea que como catalanes nos hace libres y que esa idea no es un sueño sino que se puede convertir en real.

6 Tabarnia es el sueño al alcance legal y constitucional de la mano

En la España del PP y del PSOE; de la subvención pública como instrumento político; de la Justicia como traje a medida del establishment; del corta y pega leyes a la medida de los intereses del poder político y mediático; del sortea, burla e incumple la Constitución cuantas veces le apetece al sistema; de las televisiones públicas y privadas como escuelas de adoctrinamiento; en esta España de mediocres clases dirigentes, irrelevantes líderes y partidos y medios autistas, ¿alguien cree que no se puede crear una nueva autonomía si nos empeñamos a fondo?