Periodismo
Jordi Evole, en el centro, abrazado al etarra Otegi y otros dirigentes de Bildu. TT

No es Juan Carlos Girauta un tipo que se achante o al que se pueda empujar facilmente (Girauta sacude una mano de palos en Twitter a Jordi Evole).

Lo ha vuelto a demostrar estos días, durante una larga y enconada discusión con uno de los icónos de la progresía bacional, el periodista y showman Jordi Evole (Con esta elegancia le dice Girauta a un tuitero que se meta por el ano sus insultos).

 Évole y Girauta, portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, protagonizaron este 29 de noviembrev de 2016 una dura discusión en Twitter, dos días después de la emisión del programada Salvados sobre las luces y las sombras de Mercadona.

Tras un duro intercambio de mensajes, el dirigente de Ciudadanos cerró el asunto haciendo una simple advertencia y colgando una foto en la que aparece el showman de LaSextaTv abrazado al etarra Arnaldo Otegi, el mismo al que EEUU no deja ni sobrevolar su territorio por sus vinculaciones con el terrorismo y con una grupo de facinerosos proetarras.

La imagen fue tomado durante la grabación de un programa (Jordi Évole, el reporterismo y el 'show').

La bronca comenzó después de que Girauta publicase el domingo un mensaje en el que dejaba caer que el programa de La Sexta se atrevía a hacer reportajes sobre Inditex o Mercadona porque ambas empresas “siguen sin invertir un euro en publicidad”.

El mensaje del dirigente de Ciudadanos acumuló más de 1.400 retuits y 1.200 ‘me gusta’ en 24 horas. Poco después, encabronado porque le tocaban donde más le duele, Jordi Évole respondió al dirigente de Ciudadanos.

Évole hacía referencia a una polémica que se desató en junio, después de que Rivera y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, participasen en un debate en Salvados.

 Durante el 'cara a cara', a Rivera se le llegó a caer alguna gota de sudor por el cuello y se vio cómo tanto él como Pablo Iglesias tenían las camisas empapadas en las axilas, lo que según Girauta se debió a que apagaron el aire acondicionado intencionalmente, algo a lo que replicó el showman intentando ser gracioso:

Poco después, y tras una derrota de la selección española 0-1 frente a Georgia en Getafe, dejando claro que el asunto todavía le picaba,  Évole se mostró muy irónico en Twitter:

"Ahora es cuando sale Girauta y dice que a la Selección le han apagado el aire acondicionado...".

El de Ciudadanos contestó  "Qué gracioso eres, tío", antes de añadir en Twitter: "No, hombre. A @jordievole hay que agradecerle que no se ciña a la plantilla enviada por Podemos y enriquezca el acoso".

Este martes, Girauta respondió a Évole de una forma muy similar a la de entonces. “Para venir del mundo del chiste te repites bastante”.

La cosa no quedó ahí y el tono comenzó a endurecerse:

El periodista  intentó  cerrar la discusión: "A la tercera, 'Évole=ETA'. Ya quedamos otro día... Agur!", replicó.

Pero el dirigente de Ciudadanos volvió a la carga advirtiendo al de La Sexta que con él había "pinchado en hueso".

Évole hizo entonces su última intervención: "Mejor dejarlo aquí que esta noche aún acabo pillando. Gabon".

Pero Girauta, lejos de alejarse de la polémica, la avivó al responsabilizar a Évole de una amenaza de muerte que había recibido a través de Twitter.

"Mira, @jordievole, cómo son los ejemplares de la piara que me envías. Arrieritos somos, valiente", dijo en una frase que ha generado muchos comentarios en Twitter. Poco después cerró sus intervenciones subiendo la foto de Évole con Otegi.

La discusión hizo que interviniese hasta el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien soltó la patochada habitual: "Luego soy yo el que ataca la libertad de prensa".