Periodismo
El comisario José Villarejo cuando entaba plenamente activo en la Policía. PD
Dos décadas después, resurgen esas cintas y hay quien se pregunta por qué lo hacen en medios como OK Diario, que dirige Eduardo Inda y no en ‘El Español', que controla Pedrojota

Está que arde el asunto y todo hace presumir que culminará en incendio, porque la mezcla de espías, periodistas, agentes encubiertos, amantes, policías y reyes suele ser explosiva.

El pasado viernes 17 de marzo de 2017, en el programa de Antena 3 ‘Espejo Público', el veterano periodista Javier Ayuso, que fue durante años portavoz de la Casa Real, acusó sin ambages al comisario José Villarejo de estar detrás de las filtración de ‘grabaciones eróticas' del Rey Juan Carlos que se suceden en los últimos días (La pregunta de Villarejo a Javier Ayuso, de El País: "¿Lo haces como periodista o como emisario del CNI?").

Según Ayuso, el siempre misterioso Villarejo ha iniciado una dura ofensiva, ayudado por un grupo de policías y periodistas de su órbita, para evitar ser procesado en el caso del 'Pequeño Nicolás'.

Sostiene el periodista que polémico policía, ahora jubilado pero siempre activo, ha desenterrado viejas historias que afectan al rey Juan Carlos y al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y se ha ocupado de que se publiquen en la prensa, mientras envía el mensaje de que eso no es nada comparado con lo que puede filtrar si no le sacan del proceso.

Casi de inmediato, Villarejo remitió al programa una carta de rectificación, de la que Susanna Griso reprodujo unas líneas este lunes 20 de marzo.


PERIODISTA DIGITAL, como ocurrió la pasada semana a propósito del mensaje que el comisario mandó a Federico Jiménez Losantos, ha tenido acceso a una copia del escrito ("No actúas como periodista sino como un divulgador de rumores y bulos falsos").

Villarejo, además de subrayar que ‘no por repetir una mentira, termina siendo verdad' da entre líneas claves enormemente interesantes, en relación al material que está apareciendo.

Aunque prácticamente se ha olvidado, que grabaciones muy similares a las que ahora ven la luz, afloraron en el diario ‘El Mundo' en 1995, siendo Pedrojota Ramírez el director del diario, estando Manuel Cerdán y Antonio Rubio a cargo del equipo de investigación y en una época en la que el ex coronel del servicio de espionaje CESID Juan Alberto Perote Pellón y el ex presidente de Banesto Mario Conde eran ‘uña y carne'.

El coronel Perote, quien en 1998 fue condenado por Sala Quinta de lo Militar del Tribunal Supremo a siete años de cárcel por grabar escuchas telefónicas privadas de políticos, empresarios y periodistas, y como autor responsable de un delito consumado de revelación de secretos o informaciones relativas a la seguridad y defensa nacional, afirmó entonces que nunca había dado cintas o grabaciones a Mario Conde, porque no las tenía.

La realidad es que ese material, aunque sólo una parte y no la que afectaba a la intimidad del Rey Juan Carlos, fue publicada en su época en ‘El Mundo' con tremendo impacto político y mediático.

Dos décadas después, resurgen esas cintas y hay quien se pregunta por qué lo hacen en medios como OK Diario, que dirige Eduardo Inda y no en ‘El Español', que controla Pedrojota y que ser lanzó al periodismo online con la amenaza incumplida de ‘sacar una exclusiva cada día'.

La razón, según revela a Periodista Digital uno de los grandes agentes secretos españoles de los últimos treinta años, es que no fue Pedrojota quien se quedó con el material delicado, sino sus ‘sabuesos' Rubio y Cerdán.

Ambos periodistas, que parecían inseparables, terminaron tarifando y la relación entre ellos es ahora enormemente tensa. Se han cruzado incluso graves acusaciones, porque uno de ellos, acusa al otro de haberse quedado con el ‘tesoro' y de estar capitalizándolo ahora.

LA CARTA DEL COMISARIO VILLAREJO A SUSANNA GRISO

Madrid a 18 de marzo de 2017.

Señora Griso:

Me dirijo a usted, en virtud del derecho de rectificación que me asiste, al objeto de desmentir las calumnias e injurias vertidas por el tertuliano Javier Ayuso en su programa de ESPEJO PÚBLICO, del pasado viernes 17 del presente mes de marzo.

Este señor se une a otros, que de manera reiterada y atentando contra el más elemental principio de veracidad, vienen manifestando que estoy filtrando información referidas al Rey Emérito, por distintas causas. En la falaz versión del señor Ayuso, justifica tal acusación, en que con ello, “quiero dejar de estar imputado en el caso conocido como ‘Pequeño Nicolás'”.

El señor Ayuso sabe, que es falso QUE YO ESTÉ FILTRANDO NADA, ni menos aún que esté AMENAZANDO A NADIE y aprovecho la ocasión para NEGARLO ROTUNDAMENTE. Tengo, como no podía ser de otra manera, el máximo respeto a las instituciones del Estado y por tanto a la Corona y a sus dignos representantes. Una acusación de tal gravedad, de ser un periodista profesional, debería haberla avalado con alguna mínima prueba y solo se ha limitado a transmitir el mensaje de su “Señor” con rumores y bulos malintencionados. Y NO POR REPETIR UNA MENTIRA TERMINA SIENDO VERDAD y él miente con total descaro.

El señor Ayuso sabe perfectamente que no tengo la menor preocupación por mi situación de investigado por el caso del ‘Pequeño Nicolás’. De sobra conoce, que el Ministerio Fiscal ha solicitado el sobreseimiento de la causa sobre mi persona, porque ha quedado acreditado, que todas las acusaciones contra mi han resultado ser patrañas clamorosamente falsas.

Ha quedado evidenciado, que esta causa ha sido un montaje para tener una coartada y poder investigarme sin control legítimo alguno, vulnerándose todos mis derechos, incluso los fundamentales, como la intervención de mis comunicaciones. Y todo esto, por ser un servidor del Estado incómodo para determinados individuos, entre ellos el señor Ayuso, que siguen usando las instituciones solo para sus fines personales más abyectos.

La pieza separada que me afecta en el caso ‘Pequeño Nicolás’, está resultando la mayor farsa en la historia judicial española, en la que me he visto involucrado con montajes torpes y torticeros de sujetos, que el señor Ayuso conoce perfectamente y con los que ha colaborado en diversas campañas de prensa injuriosas, no solo contra mi persona, sino contra todo el Cuerpo Nacional de Policial al que con gran orgullo pertenezco. Ese daño institucional es el que más profundamente siento y lamento.

Confío y respeto en la justicia española, la de verdad, la que forman jueces y fiscales íntegros, como son la mayoría y que no se dejan manipular por visitas de “hombres de negro”, esos personajes sin identidad conocida, que además frecuentan últimamente y con gran asiduidad especialmente a periodistas, además de a políticos y empresarios, con la socorrida y falsa excusa de las “razones de Estado”. Pero, les queda poco para continuar con estas maniobras en la oscuridad, porque afortunadamente los tiempos están cambiando.

Sra. Griso, agradezco su actitud durante la intervención del señor Ayuso, que lejos de dar veracidad a tan falaces acusaciones, las obvió y mostró solo interés en la verdadera noticia, que era el grave espionaje que su Majestad sufrió en los años 90, con micrófonos escondidos hasta en la moqueta. Con el deseo de que por favor, transmita mi versión en su programa, me pongo a su disposición para lo que necesite, como siempre.

Le saluda atentamente.

Fdo: José Manuel Villarejo.