Periodismo

La imputación de los ediles de Ahora Madrid, Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, por el caso del Open de tenis no estaba en el guión de 'Al Rojo Vivo' de laSexta, cuyo único interés era el desfile de los imputados del PP en el caso Gürtel.

A su presentador, Antonio García Ferreras le ha caído de todo por dedicarle tan solo 2':30''  a un tema que es un misil a la línea de flotación de los podemitas en Madrid, que siempre presumieron de estar sujetos a un código ético que les obliga a dimitir en caso de imputación. Código ético que casualmente se había 'caído' en Internet a esas horas.

No busque en la web de ARV clips sobre la imputación de los concejales Mato y Mayer porque el tema no tenía interes para su presentador, que ha vuelto a sus mejores épocas en la que jaleaba a Podemos.

El programa ha estado dedicado practicamente en su totalidad al monotema Gürtel y por ahí han desfilado desde José Luis Peñas hasta el ex etarra Gonzalo Boye. También le dedicó varios minutos con conexiones a la ola de calor.

Ferreras tampoco pareció interesado en un hecho gravísimo como el veto de Podemos a varios medios críticos en el ya conocido como 'desayuno de la mordaza'. Normal. Sólo es noticia cuando los vetan a ellos, como hizo Juan Luis Cebrián en la SER.