Periodismo
Pilar Rahola y su marido. EP

Los Premios Vogue Joyas 2017 concentraron este jueves a personalidades de todo tipo. Y a un evento dedicado a la bisutería de alto nivel no podía faltar la familia Tous. De hecho, fueron los primeros en llegar (Pilar Rahola y su alto caché en TV3 pagado con dinero público).

Eso sí, no quisieron pronunciarse sobre la polémica que afecta a la firma catalana, que se juega más de 200 millones, sacudida por el supuesto boicot de clientes potenciales, que rechazan los ositos por considerar a la familia o a alguno de sus miembros cercanos al independentismo.

En su intento de desmarcarse para no perder ventas reafirmando su españolismo, se encuentra sin embargo con descalificaciones de separatistas declarados como la de Pilar Rahola (¡Qué joyita de hipócritas! Los Tous reniegan ahora de Rahola y Caram después de apoyar durante años a los golpistas).

Tal ha sido la magnitud de la amenaza sobre las ventas que Tous se ha tenido que desvincular del independentismo revisando su relación con la la citada Rahola o con la mujer de Artus Mas.

El miedo al boicot les ha llevado a los joyeros multimillonarios a revisar la composición del patronato de su fundación, en donde están la periodista secesionista o Helena Rakosnik (La empresa Tous echa de su fundación a Pilar Rahola y a la mujer de Mas para evitar el boicot).

La vicepresidenta de Tous envió una carta a la directora de la fundación que lleva su nombre, Sor Lucía Caram, en la que justifica la necesidad de renovar el patronato para hacerlo apolítico y transversal.

Si bien ni Salvador Tous ni su mujer, ni ninguna de sus hijas quisieron el jueves hacer declaración pública alguna en un ambiente festivo, en el Palacio de Santoña, sí hemos podido saber por fuentes próximas a los joyeros que "aún no se ha tomado la decisión de 'descontaminar' la fundación" (y de paso la imagen independentista), pero también que "con toda probabilidad, se tomará el 20 de diciembre".

Las mismas fuentes nos aseguran que en el entorno de la familia "ya se les da por expulsadas".

Lo cierto es que el miércoles, Sor Lucía Caram, impulsora y portavoz de esa fundación, publicaba en twitter su apoyo a Rahola y a la ex 'primera dama' catalana.

"Todo mi apoyo a mis amigas incondicionales Pilar Rahola y Helena. Con vosotras hemos construido un proyecto al servicio de los más pobres. Esta causa y la amistad fiel nos mantendrá siempre unidas. Gracias infinitas".

Pilar Rahola fue respondió a la monja descalificando a quienes aún son sus compañeros en el patronato:

"El fascismo siempre persigue las ideas. Lo conocemos bien. El problema es cuando algunos se asustan y le ofrecen sacrificios. Gracias, amiga".

No ha sido la única que ataca a los 'desertores'. La ex consejera de Enseñanza de Puigdemont, Clara Ponsatí, se ha pronunciado también desde Bruselas, donde se encuentra fugada:

"¿Tous? Tous. Joies? Misèria", ha escrito.

Por otra parte, hay que resaltar que el boicot no ha calado en la reina Letizia, que se pone muchas cosas de la marca Tous. Lo hizo en la recepción al presidente de Palestina, Mahmud Abbas (82), en el Palacio Real.

Letizia adornaba sus orejas con unas joyas creadas por la firma catalana en exclusiva para ella, unos pendientes de cuarzo de Tous especialmente diseñados para ella, lo que se ha tomado como un guiño a la empresa que ahora se postula como Española y Catalana.