Periodismo

Parecía un tipo centrado y con la cabeza bien amueblada, pero el nacionalismo separatista se lo ha llevado por delante y ahora no para dedecir tonterías. Xavi Hernández fue noticia por salir vestido de amarillo votando en las elecciones del 21-D en Catalula y además se permitió cuestionar la democracia española debido al encarcelamiento de parte del antiguo gobierno catalán, así como de los conocidos como ‘Los Jordis'.

El revuelo no se debía sólo a sus opiniones sino a que el centrocampista juegue actualmente en Qatar, un país en el que no existe la democracia. Este 23 de diciembre de 2017, el diario la ‘La Vanguardia‘ ha planteado esta contradicción a Xavi, en una nueva entrevista.--Xavi: “Voté de amarillo aposta, si dijera lo contrario sería un hipócrita”--

Xavi también sacó la cara por el régimen qatarí: "Están mejorando mucho las cosas. Yo mismo se lo dije y saben que no lo han hecho bien. Que conste que no hablo por hablar. Formo parte de una ONG que hace actividades con trabajadores nepalíes, indonesios... Está cambiando todo mucho. No sólo lo hacen por imagen, lo hacen convencidos".

Hermann Tertsch se encargó de ajusticiarle por darnos lecciones de democracia desde una dictadura islámica: