Periodismo
Carles Puigdemont aplaudiendo y Beatriz Talegón encantada... PD

Es una fenómena Beatriz Talegón. La diva del procés, solo a la altura de otras grandes independentistas como Karmele Marchante.

Y como la socialista, o exsocialista, casi podemita, separatista pegada o lo que sea se ha creído su papel de defensora del procesismo y ha encontrado su nicho, pues insiste en ello. Talegón, a este paso serás el brazo tonto de Torrent: "Unilateralidad fue la agresión policial del 1-O".

Por eso este 31 de enero de 2018 sufrió un duro varapalo Talegón cuando Ana Rosa Quintana emitió en exclusiva unos mensajes privados de Puigdemont a Toni Comín en los que reconocía el final de todo. Brutal exclusiva de Ana Rosa que lo cambia todo con Puigdemont a la deriva: "Esto se ha terminado, yo ya estoy sacrificado".

Eso sí, ella todo lo arregla cogiendo su smartphone y poniendo en Twitter lo primero que se le viene a la cabeza; si es una conspiración, mejor. Talegón se traga otra 'Operación Palace' y cree que los gobiernos ocultan la cura del cáncer.

Hernando 'baila' sobre la tumba política de Puigdemont pero pide el siguiente paso.