Periodismo
El País como rollo de papel higiénico, Alfonso Rojo, Eduardo Inda y Antonio Beaumont. PD

El diario El País enseñó la patita este 23 de mayo de 2018, con un artículo absolutamente tendencioso que esconde una guerra contra Google por el reparto publicitario, además de una batalla que viene de largo contra el blog DigitalSevilla.

Los esbirros de Antonio Caño han sobrepasado las líneas rojas de la competencia, y pretenden amordazar a los medios digitales que aceleran cada día comiéndoles el terreno, mientras el digital de Prisa permanece siempre lejos de su máximo competidor, elmundo.es. El País se salta todas las líneas rojas: presiona a Google para que asfixie a OKDiario y a PD quitándoles la publicidad.

"Ocho de las principales páginas españolas de contenido partidista, sesgado o bulos se lucran gracias a la red de publicidad de Google, la Google Display Network, según un examen de EL PAÍS. Son, entre otras, OK Diario, Esdiario, La Tribuna de Cartagena, Digital Sevilla, Caso Aislado y Mediterráneo Digital. Se encuentran entre los puestos de popularidad 60 y 5.001 del país, según el medidor de audiencias SimilarWeb".

Es curioso el mandato que recibirían los redactores del reportaje, para que incluyeran a Periodista Digital de forma posterior a la publicación del artículo, tanto en la versión digital como al día siguiente en la impresa. Las mentiras de El País: cómo vivir del porno de Canal Plus, los anuncios de sexo y las trampas en comScore.

Aún así, lo que más ha divertido a los lectores internautas de esta acusación de manipulación de El País a medios como Periodista Digital, OkDiario, EsDiario y otras webs y blogs, es que precisamente sean ellos quienes hablen de manipulación... La histórica bilis de El País ante la competencia: ataques y manipulaciones contra Herrero, Losantos y Cuesta.

Basta con hacer un repaso de algunos de los tuits que le han ido colocando a esta tendenciosa noticia que es una clara manipulación digital, para apreciar la penosa credibilidad que entre los lectores tiene el diario El País: