Periodismo

Entre lo que Podemos dijo que haría y lo que está haciendo, cualquier parecido es pura coincidencia. El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, se apresuró a pedir la dimisión de Màxim Huerta tras conocerse que había sido condenado por defraudar a Hacienda.

Y le empezaron a llover palos recordándole haber justificado haber tenido durante más de un año un asistente sin contrato y sin cotizar a la Seguridad Social. “Sabía que no estaba haciendo las cosas bien”, llegó admitir este paladín de los derechos sociales.

Da rubor exhumar estos testimonios. Según el dirigente de Podemos, su relación laboral con este asistente se remontaba a hace unos años y dejó de cotizar como autónomo los últimos meses sin tener cobertura de la Seguridad Social, aunque tras intentar regularizar su situación, finalmente optó por prescindir de sus servicios.

Y Podemos habla de 'felicidades a la gente'. Cuando dimiten los del enemigo, son la casta. Cuando dimiten los tuyos, son la gente. La frase es todo un compendio de la retórica hipócrita podemita.

Los tuiteros tienen buena memoria...