Periodismo

A Terelu Campos siempre le ha gustado vivir bien. Le encanta comprar. Sus caprichos no son baratos porque está acostumbrada a la mejor.

Los problemas económicos empezaron cuando Telemadrid decidió prescindir de sus servicios. Su madre tuvo que acudir al rescate pasándole una asignación mensual de 12.000 euros.

Teresa sufrió mucho cuando supo que la televisión autonómica decía adiós a su niña. De hecho, intentó que las cosas se arreglaran telefoneando a Esperanza Aguirre, quien la atendió amablemente pero le dijo que no estaba para esos cometidos, según recoge ESdiario hoy 6 de mayo de 2017.

Tras separarse de su segundo marido, Alejandro Rubio, Terelu se quedó en el que fuera hogar conyugal con su hija. Tenía tres personas de servicio en casa, más los gastos de la vivienda, que eran elevados.

Muchos pensaron que haría algunos ajustes económicos, pero no, siguió el ritmo de siempre, gracias a la generosidad de su madre, que, además del cheque mensual, es quien paga todo cuando se va de vacaciones con sus hijas.

Y no solo asume la parte de Carmen y Terelu, también la de sus respectivas parejas y resto de acompañantes. En el caso de Terelu, cuando su hija era pequeña, la señora que la cuidaba viajaba con el grupo.