Periodismo
Montserrat Curulla y I. Passola en los Premios Gaudí.

Desde hace tiempo las galas de entrega de premios del cine español, los Goya, han sido criticados por convertirse en foros políticos, por ser habitual que en el momento en el que se recoja el premio el galardonado aprovechara para lanzar un pequeño discurso contra el Partido Popular.

La jornada de entrega de premios de cine en Cataluña, los premios de Gaudí se convirtió en un acto político que superó con creces lo de los Goya, porque multitud de las actrices galardonadas decidieron dedicar palabras de homenaje a Carles Puigdemont o Oriol Junqueras, es decir, a políticos que han incumplido la ley y no hubo ninguna palabra hacia los políticos que representan a la otra mitad de los catalanes.

La presidenta de la Academia del Cinema Catalá, Isona Passola, se puso solemne en su discurso al hablar de Puigdemont y de Junqueras: "Que vuelvan pronto a casa. Fuera de la prisión. Volved del exilio" (ante el aplauso de todos los presentes).

Llamativo la referencia a los que están "en el exilio", Puigdemont y Comín, dado que nadie les impide volver. "Es la primera vez que el presidente de la Generalitat no está en la gala de los Gaudí. No creo que la gente del cine comparta lo que está pasando". Es llamativo que Passola se atreviera a hablar por la opinión política "de todo el cine catalán". ¿Les ha preguntado a todos? En el remoto caso que fuera verdad, asustaría que todo un sector tan grande como la cultura pensara igual en temas políticos y más en uno tan complejo como ‘el process'.

Las declaraciones de apoyo y los repetidos "que vuelvan" se fueron sucediendo, "Que vuelvan", dijo Mercedes Sampietro al recoger su premio a toda una trayectoria. Hasta la anciana Montserrat Carulla, cuya voz se ha escuchado en tantas películas en castellano como la de su difunto marido y sus hijos (un gran linaje de actores de doblaje en castellano) recogió su discurso con un mensaje político sobre lo que era Catalunya: "Somos una nación y exigimos la libertad de los presos y el regreso de los exiliados".

Todo el salón de actos estaba lleno de lazos amarillos, asientos vacíos representando a Puigdemont y a Junqueras y un invitado, el presidente del Parlament, Roger Torrent, sonriendo de oreja a oreja ante el homenaje a su formación. La imagen de Carles Puigdemont también se proyectó desde una pantalla para un ‘cameo' ganándose numerosos aplausos.

Posteriormente en TV3, Isona Passola, volvía a aparecer y volvía a arremeter contra el Partido Popular y la vicepresidenta: "Ver hablar a Soraya Sáenz de Santamaría, que se atreve a diferenciar entre los que cumplan la ley y los que la incumplen, ¿y de los corruptos no habla? La Soraya Sáenz de Santamaría tiene una prepotencia...

Es de esperar que los indepevictimistas sepan premiar, al igual que hacen con los periodistas de la causa, tamaña lealtad por parte de los que manejan el cotarro del cine catalán (aunque con las actuales cuentas de TV3 no parece fácil).