Periodismo

La repentina muerte de dos hombres cenado juntos permanece sin explicación.¿ Las autopsias a que estarán para el martes van a resolver el misterio?.

En la pequeña terraza, la mesa está todavía puesta con los platos, algunos cubiertos y un cucharón dispuesto sobre un mantel a cuadros rojo. Fue una comida festiva como comenta Lucien Perot, de 69 años, dueño de la casa en Authon-du-Perche (Eure-et-Loir), de la que le gustaba compartir con sus amigos. La noche del miércoles 9 de agosto de 2017, había invitado a los más leales de ellos, Olivier Boudin, 38, alrededor de un buen asado de costilla a la parrilla. Pero los dos hombres que se encuentran muertos el jueves 10 al mediodía. Murieron misteriosamente en medio de la comida, según recoge Le Parisien.--L'énigme de Pépère et Olivier, morts en plein dîner--.

Esta doble muerte, al parecer, al mismo tiempo, deja perplejos a los investigadores ... y sobre todo, a la vecina que descubrió los cuerpos.

Había oído que estaban haciendo una pequeña fiesta con barbacoa y música, como una noche de verano,

dice ella. Por la mañana, al abrir las persianas, vi tumbados de espaldas en el jardín, como dormidos a unos hombres. Unas horas más tarde, alrededor del mediodía,

por miedo corrieran riesgo de insolación

se decidió a despertarlos y...