Periodismo

Un activista prodemocrático hongkonés fue secuestrado y torturado este jueves cuando quería entregar una postal autografiada del futbolista Leo Messi a la viuda del disidente Liu Xiaobo. Lo ha explicado el viernes en rueda de prensa Howard Lam con una veintena de grapas en sus muslos. Es el último capítulo de la inquietante e ilegal presencia de fuerzas de seguridad del interior en la excolonia.

La historia empieza en julio, cuando se conoce que el premio Nobel de la paz encarcelado sufre un cáncer de hígado terminal. Lam pide por carta al Barça una postal autografiada de Messi porque es sabido que Liu es un seguidor apasionado del club catalán y del jugador argentino. Pero la postal llega cuando Liu ya ha fallecido y se plantea entonces dársela a su viuda, Liu Xia, según recoge Adrián Foncillas en El Periódico.--Torturado un activista hongkonés por un autógrafo de Messi para la viuda de Liu Xiaobo--.

Lam, un célebre miembro del Partido Democrático de Hong Kong, recibió tres días atrás la llamada de un conocido que se identificó como miembro de las fuerzas de seguridad de la China del interior y le recomendó olvidarse de la postal si no quería pagar las consecuencias.