Periodismo

La rajada es antológica. Y con nombre y apellidos.

Candela Peña asegura furiosa en Twitter que se siente "estafada" y "engañada" por Ikea.

¿El motivo?... Muy simple: los tremendos quebraderos de cabeza que la empresa sueca le está dando para hacer unos 'arreglitos'.

Candela revela que lleva ya tres intentos "con sus respectivas incidencias" de montar una cocina y otros tres de montar un vestidor.

Y subraya que está "colgada" con un niño de cinco años porque "Ikea ni cumple sus plazos, ni hace, ni monta".

"Pero pagas por adelantado", critica, según recoge HP.

La actriz lamenta que por cuarta vez le han montado mal un vestidor "y falta material porque está confundido".

Además, insiste en que tiene todo pagado y afirma que, mientras a ella Ikea no le responde, a otra gente de su profesión le amueblan gratis la casa a cambio de una publicación en Instagram.