Periodismo
Gabriel Rufián (ERC). PD
El primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, da la nota y califica de "desproporcionada" la decisión de la juez

Una patada en todos los cataplines. Meter entre rejas a los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, les ha dolido de lo lindo; el primero en dar el primer salto en Twitter este lunes 16 de octubre de 2017 ha sido, cómo no, el bufón del reino catalán, el diputado de Esquerra Gabriel Rufián. (La juez manda a prisión incondicional a los dos Jordis', los líderes de ANC y Òmnium).

Su escueto tuit, que hace referencia a las purgas del presidente turco contra militares, funcionarios o periodistas tras el intento de golpe de estado de 2016, se ha visto seguido de otros escritos de sus compinches de tropelías tras la firme decisión de la jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, encabezados como no podía ser otra por los rabiosos de Òmnium Cultural:

Para el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, "España encarcela a dirigentes de la sociedad civil por organizar manifestaciones pacíficas. Volvemos a tener prisioneros políticos".

Por su parte, el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, ha calificado de "desproporcionada" la decisión de la juez de enviar a prisión a los agitadores civiles del independentismo:

El líder del PSC ha escrito:

"la decisión de la juez nos parece desproporcionada. El 23.09 ya criticamos que se acusara de 'sedición' a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart".

El coordinador general de CatComú, confluencia de Podemos en Cataluña y dirigente del partido de Ada Colau, Xavier Doménech, tampoco se ha quedado coto y ha pedido su "libertad inmediata":

"No se puede caer más bajo. Libertad inmediata Jordi Sànchez, libertad Jordi Cuixart. Libertad presos políticos".

Carme Forcadell, pone la guinda y califica de "injustificable" la decisión de la juez:

"Dirigentes pacíficos, impulsores de movilizaciones multitudinarias sin incidentes, a la cárcel. Injustificable. No estáis solos, os queremos en casa".