Periodismo
Gabriel Rufián TW

Gabriel Rufián vuelve a las andadas. Lo hace este domingo 7 de enero de 2018 con nocturnidad, premeditación y alevosía a través de su cuenta de Twitter, de forma sibilina y sin mojarse del todo, para cubrirse las espaldas y no acabar de compañero de celda de su adorado Junqueras. (La respuesta de Rufián a una madre católica a cuenta de "darse por el culo" ante los niños).

Pero su mensaje es claro, aunque use la fórmula de la serendipia, -descubrimiento inesperado que se produce de manera accidental, o cuando se está buscando una cosa distinta-, y utilizando para ello una imagen de la Pascua Militar realizada este sábado en Barcelona, en el edificio de Capitanía, mientas sonaba el himno de España y se izaba la bandera española.

Al diputado de ERC, que vive del sueldo que recibe del Estado español, le han llovido cómo no palos por la imagen, en la que se puede ver al Ejército español y un cartel publicitario de una exposición cultural llamada "Nazis y fascistas. La ocupación simbólica de Barcelona".