Periodismo
Mireia Boya y Eduardo Inda.

De Mireia Boya siempre hay que repetir muchas veces que fue esa diputada de la CUP que amparaba el terrorismo contra el turismo de los cachorros de Arran mientras ella regentaba un hotelito rural en el Valle de Arán valorado en 250.000 euros--Esta tiparraca de la CUP aplaude la violencia contra los turistas pero ella tiene un hotelazo--.

Ahora Boya ha salido a Twitter para denunciar que se ha visto obligada a cerrar su negocio "por amenazas fascistas" y señala a Eduardo Inda como el gran culpable de tener que tomar esta decisión después de que "su panfleto" OKDiario hiciese pública la ubicacion del establecimiento.

La exdiputada de la CUP ha soltado así como así que por culpa de estas amenazas -que incluyen la quema de la casa- ha decidido echar el cierre al negocio familiar--Una infame cachorra de la CUP niega el acoso y el linchamiento de sus 'catabatasunos' a los policías y guardias civiles--.

Por ello denunció ante los Mossos a Eduardo Inda, director de OKDiario y al que califica de "cloaca pura", responsabilizando al periodista de un "perjucio económico". Algo ya de por sí hilarante teniendo en cuenta que ha cobrado un sueldo público como representante de un partido antisistema y anticapitalista.

Los hechos habrían ocurrido en septiembre de 2017 pero Boya los ha hecho públicos ahora porque no quería interferir "en la campaña electoral".

Vídeo relacionado:

Al frívolo de Tardá le parece "divertido" que se le de tanta "relevancia" al ataque terrorista de la CUP al turismo