Periodismo

No se ha cortado un pelo ante los los micrófonos de 'ctxt.es', y les ha pintado la cara en un Corte Inglés de Madrid, mientras los piquetes feministas trataban de sabotear las compras de las mujeres este 8M, y poniéndolas verdes de paso. (Andrea Levy planta cara con firmeza a la matona feminazi que Javier Ruiz utilizó para montarle una encerrona).

La mujer, con todo su arrojo, deja bien claro lo que piensa del asunto, ante la 'objetividad' del que la entrevista, que no duda en lanzar un "Viva España" en cuanto la buena señora se da la vuelta.

La señora, muy enfadada por lo que ve, pone en su sitio a tanta gritona:

"Me parece horroroso, vergonzoso. Si quieren hacer huelga que la hagan pero no tienen derecho a meterse aquí a molestar. Claro que le voy a hacer la comida a mi marido, la de mi marido y la de la gente que invite. Estas monas de mierda no van a decirme qué hacer. Yo descanso cuando quiero no cuando me lo dicen".

Las feminazis causan estragos y montan un enfrentamiento terrible con su agresivo piquete en la universidad