Periodismo
Ana Julia Quezada FB

Su perfil de Facebook es de lo más enternecedor, aunque se echan en falta fotos del pequeño Gabriel. Tan solo una, que acompañó con el texto: "Por favor, por favor devolvernos a nuestro Gabrielillo". (Las lágrimas de los guardias civiles al ver el cadáver del pequeño Gabriel).

Ana Julia Quezada, detenida este domingo 11 de marzo de 2018 cuando llevaba en el maletero del coche que conducía el cadáver del niño de 8 años, ofrece una tierna imagen de mujer amante de los animales y de los niños. (La misteriosa muerte de una niña que cuidaba la presunta asesina del pequeño Gabriel).

Nacida en República Dominicana pero residente en Vícar, parecía querer proyectar una imagen maternal junto su perro Rufo, según se hace eco 'ABC'. (La bilis de las feminazis y podemitas para defender a la presunta asesina de Gabriel: "Las hordas fascistas están condenándola por ser de color y mujer").

En su cuenta de Facebook compartió la noticia de 2013 en la que se declaraba a José Bretón culpable de asesinar a sus dos hijos. Mostraba también su indignación por otros casos como el crimen de Alcácer en el que tres niñas fueron violadas y asesinadas. Y no solo publicaba fotos, también elegía frases del tipo: "Hasta el corazón más enamorado se cansa de ser lastimado".

Ana Julia nació en La Vega, la primera ciudad fundada por Cristóbal Colón en el Nuevo Mundo, en diciembre de 1494. Estudió en el colegio Vega Nueva, de su ciudad. Cuando llegó a España, como tantos otros emigrantes para labrarse un porvenir, se instaló en Burgos. Allí vivía con su anterior pareja, Sergio, y su mascota. Ambos se enamoraron de Las Negras (Níjar, Almería) y de sus paradisíacas calas, un antiguo santuario para los hippies del país.

Las lágrimas de los guardias civiles al detener a la pareja del padre de Gabriel

Tras pasar unas vacaciones en Las Negras en 2014, decidieron instalarse en este municipio, donde Ana Julia y Sergio abrieron una bar-cafetería llamada Black en un centro comercial. Pero al poco de abrir el negocio, las relaciones de pareja empezaron a torcerse. Semanas después, la principal sospechosa del asesinato de Gabriel inició una nueva relación con el almeriense Ángel David que también venía de una ruptura matrimonial, de la que había nacido Gabriel.

Ana Julia se mostraba con una fiel seguidora de la música rock, tipo Pearl Jam y Queen, e incluso montó con Sergio su propio grupo de música y ensayaba con él en un local de Las Hortichuelas, una pedanía cercana a Las Negras.