Periodismo
Urdangarin a su llegada a España TW

Que las redes sociales son un nido de conspiranoicos es harto sabido, aunque esta vez se riza el rizo con Iñaki Udangarin, poniéndose en duda que esté realmente cumpliendo condena en la cárcel de Brieva. (La insoportable soledad de Urdangarin en una celda que ocupó Roldán: "Es como Spandau").

Durante estos últimos días muchos internautas dan por hecho de que el exduque se encuentra en otro lugar, a bien recaudo y desde luego mejor acompañado, teoría que no por absurda da que pensar a no pocos. Así, se preguntan: "¿Está en prisión?". (El escondite búnker de una cabreada infanta Cristina cerca de la cárcel del desesperado Urdangarin).

Para ello se basan en una 'prueba' irrefutable que no deja para ellos resquicio a la duda: no existe una sola imagen del mentado entrando en la prisión, como tampoco hay constancia gráfica de que la infanta Cristina haya ido a visitarlo, o la madre del exduque, Claire Liebaert, que también parece que visitó a su hijo en los primeros días de reclusión. (La emotiva y oculta visita que ha recibido Urdangarin en su solitaria celda).

Y es que nadie entiende cómo, si se le pudo fotografíar a su llegada a España, desde Ginebra, el pasado domingo 11 de junio, un día antes de su ingreso en prisión, no existe ninguna imagen de su entrada en la cárcel.

Según se hace eco 'Lecturas', se cree que ambas visitas podrían haberse producido accediendo con un coche con los cristales tintados hasta el patio interior de la prisión. De ser así se trataría de un presunto trato de favor, ya que las visitas deben dejar el coche fuera y entrar a pie.

El programa 'Socialité' habló con un funcionario de prisiones, Adolfo Fernández, que desmintió ese trato de favor.

"No tendría sentido mostrar esa imagen si no es por el morbo. A Urdangarin ni se le protege ni se le deja de proteger",

afirmó.