Francisco Marhuenda director de La Razón. 21-11-2013

El director de La Razón concede una amplia entrevista en Periodista Digial en la que repasa toda su trayectoria

clipping

Paco Marhuenda: "Ariza tiene que centrarse en pagar las nóminas a sus empleados y no en dar lecciones de moral"

"A los periódicos que critican las dictaduras les parece bien tener anuncios de prostitución. Es absurdo"

J. F. Lamata, 25 de noviembre de 2013 a las 08:06
Yo siempre fui durísimo contra el nacionalismo, no como Vidal-Quadras que se apuntó más tarde
Encuesta¿Qué periódico de derechas te parece mejor?

Francisco 'Paco' Marhuenda es director de La Razón desde hace seis años. Acusado de ser el periodista oficialista por excelencia, Marhuenda no pierde las formas y encaja las críticas con 'fair play'. En este amplia entrevista con Periodista Digital en la sede madrileña del diario de Planeta repasa toda su trayectoria: sus guerras con el Grupo Intereconomía, su paso por la política en Cataluña, sus relaciones con el ex juez Estevill, el abogado Piqué Vidal o el financiero De la Rosa y su visión del Gobierno Rajoy.

CLUB LIBERAL DE BARCELONA

Periodista Digital: Usted formó parte del Club Liberal... ¿qué era exactamente aquel Club?

Francisco Marhuenda: Fui secretario general del Club Liberal de Barcelona y fui presidente de la Joven Cámara de Barcelona y Cataluña hace ya muchísimo tiempo. El Club Liberal era un grupo de amigos, profesionales, pero no políticos.

PD: En aquel momento aquella etiqueta quizá no sería tan usada como ahora.

F.M.: El liberalismo es un término común. Todo el mundo es liberal. Es un término bonito. Nos retrotrae al siglo XIX y a la lucha de las libertades.  Y fue una etapa muy interesante. También estuve en las juventudes de UCD con 19 años, mientras estudiaba. Me siento muy orgulloso. UCD fue un proyecto muy bonito que comenzó en la transición con Adolfo Suárez y el Rey, que fue el motor. Y cuando UCD cumplió su etapa desapareció como los grandes señores: sin hacer ruido. Iñigo Cavero fue el que cerró la puerta, y fue un gran amigo y mi director de tesis.

EL NOTICIERO UNIVERSAL Y LA SOMBRA DE DE LA ROSA

Paco Marhuenda fue el Jefe de Opinión del histórico periódico catalán 'El Noticiero Universal' en la etapa final del periódico.

F.M.: El Noticiero Universal fue una de las grandes cabeceras históricas. Era un diario muy importante. Un diario de tarde. Había ido dando tumbos, de la familia fundadora, los Mencheta, que conocen todos los que conocen la historia de la prensa, después pasó a la familia Porcioles. Primero 'El Noticiero' lo controló Aurelio Delgado, el cuñado de Suárez, con el que acabó fatal, bajo la dirección de Jordi Domenech, que es la persona que me contrató a mí.

PD: En la prensa de la época leemos reportajes que decían que Antúnez estaba construyendo un imperio mediático (El País, mayo 1985).

F.M.: Nada, no tenía nada. Era un señor uruguayo que buscó un oportunidad. Un personaje pintoresco, entre comediante bufón, con pretensiones, que creía que podía crear un gran imperio sin dinero. Lo primero que te preguntaba era cual hera tu horóscopo. Según lo que eras te definía. Una empresa agónica, pasa en todos los sectores, da lugar a personas que quieren aprovecharse y buscar beneficio. Una empresa agónica que tenía 'El Noticiero', la revista 'Destino',  el deportivo 'Dicen', si se hubiera administrado bien podría haber sobrevidido.

Leo Antúnez se presentó un día como un magnate, un hombre de gran fortuna y luego se vio que no tenía ninguna.

PD: ¿Estaba financiado como se dice por el Garriga Nogués  de De la Rosa?

F.M.: Ya se sabe. Garriga Nogués estaba vinculado al 'Noticiero'. La labor era eminentemente periodística. Yo no tenía relación con él, mi labor era periodística. Pero 'El Noticiero' le dejó un agujero importante a Garriga Nogués. Aunque todo esto ocurría en las alturas. La empresa era Editorial Mencheta. Luego se creó Diarios Unidos. Entonces estuvo de socio un tiempo Joan Gaspart [posteriormente presidente del Barça], el de hoteles USA, y por eso la empresa se llamó 'DUSA'. De la Rosa, vía Garriga Nogués, apoyaba al periódico, no era nada ilícito, pero al final el periódico desapareció.

PD: La prensa recogió un final de Antúnez bastante pintoresco...

F.M.: Él entra en una etapa enloquecida. Nunca tuvimos buena relación, le caía muy mal. Y me mandó a un sótano a trabajar. (...) Cuando ya consumió todo el dinero, se encerró con unas tijeras diciendo que se iba a lesionar y tuvo que entrar la policía a sacarlo.

TITULARES MÁS DESTACADOS

"¿Que autoridad moral tiene la izquierda por criticarme a mí por mi ideología?"
"Este Gobierno no sigue ninguna hoja de ruta de ETA"
"Ariza tiene que centrase en pagar las nóminas a sus empleados y en no dar lecciones de moral"
"A los periódicos que critican las dictaduras les parece bien tener anuncios de prostitución. Es absurdo"

ESPIONAJE Y FIGURAS OSCURAS EN CATALUÑA

Marhuenda conoció bien a figuras oscuras, pero con mucho poder en los ochenta-noventa, catalanas como el ex juez Estevill, el abogado Piqué Vidal o el financiero De la Rosa.

PD: ¿Estuvo en una revista económica con Piqué Vidal [condenado en el 'caso Estevill']?

F.M.: No exactamente. La revista era con Alejandro Pintó, de un destacado grupo de abogados, los Pintó Ruiz. Con ellos montamos la revista 'Economist and Jourist', una revista de especialización jurídica que aún sigue existiendo. Tiene presencia en varios países del mundo y lo lidera Pintó. Y un accionista minoritario fue el señor Piqué Vidal. Una bellísima persona, otra cosa son sus problemas con la Justicia. Yo también era accionista, hasta que entré en política. Yo era el catalán del grupo.

PD: En algún periódico se publicó que usted era un periodista que defendía a De la Rosa (El País, 2-7-1997).

F.M.: Eso es una payasada. Otra payasada. Nunca he sido un apoyo mediático de De la Rosa. Además nunca tuve una relación fluida con él. Se llegó a decir que me había regalado un Jaguar, yo tengo dos Jaguar y uno de ellos se lo compré al peor enemigo de De la Rosa. A una persona que le odiaba a muerte.

EN EL ABC DE ANSON Y CASALS

La ascensión mediática de Marhuenda comienza en el ABC de Anson, construyendo el ABC de Cataluña.

F.M.:- En 1983 entro en ABC con Luis María Anson, que me nombra corresponsal en Cataluña, que me apoyó siempre a pesar de que sólo tenía 22 años. Y así en los años sucesivos. Él siempre me apoyó. En el año 1987 se pone al frente de ABC en Cataluña a Mauricio Casals, que fue el que de verdad creó 'ABC-Cataluña' que logró mucha influencia en la sociedad catalana. Defendiendo siempre la España constitucional.

PD: ABC-Cataluña apoyó a Pujol en el caso Banca Catalana.

F.M.: Yo no soy nacionalista, sino lo contrario. Aunque hablo catalán, no tengo complejos. Pero me pareció injusto la querella por Banca Catalana, que me parecía una querella para hundir la carrera política de quien había ganado en las elecciones a los socialistas en dos ocasiones. Con Pujol no coincido nada ideológicamente, más allá de que los dos somos católicos nacidos en Barcelona.

Lo que yo escribí en ABC era que o se aplicaba el mismo rasero a todos los bancos, o de lo contrario lo de Banca Catalana era una querella política. Sigo manteniendo que Pujol no se había enriquecido, al revés, había perdido dinero. Siendo uno de los hombres más ricos de España, perdió dinero por defender un despropósito. Porque es un despropósito convertir un banco en una plataforma para construir un país. Por eso en aquel momento defendimos a Pujol. Incluso ahora cuando Pujol se ha vuelto independentista yo sigo pensando que Pujol no ha hecho nada diferente a lo que hicieron montones de banqueros que llevaron sus bancos a crisis.

PD: También estaba en ABC-Cataluña cuando publicaron la portada de Pujol con el titular "Como Franco pero al revés".

F.M.: Esa portada es de Anson. No hay ni una sola portada de la etapa de Anson que no decidiera él. Como las mías ahora en La Razón. Y desató una enorme polémica. Para mí el catalán es una lengua hermosa. Es mi idioma. Pero no puede ser un instrumento político. Yo estoy a favor de que se enseñe y se aprenda en catalán. ¿A quién quieres más a tu padre a tu madre? ¿Al catalán o al castellano? Pues a los dos si son buenos, como me pasa a mí. Aquella fue muy buena portada, también polémica, no lo voy a esconder.

SALTO A LA POLÍTICA

El salto a la política de Marhuenda en las listas del PP se produce a la vez que el ex dirigente de CiU, José Trias de Bes, anuncia su paso al PP (hoy en UPyD).

PD: ¿Trias de Bes fue el responsable de su pase al PP?

F.M.: Pepe Trias de Bes es buen amigo. Le tengo un gran afecto. En el año 1993 tuve ya una oferta de ir en las listas del PP. No era militante del PP, pero era muy del PP, pero me pareció que no era el momento. Yo animé a Trias de Bes para que se pasara al PP cuando evolucionó del nacionalismo al constitucionalismo, le animé a que diera el salto. Y al cabo de un tiempo, él me animó a que fuera yo también con él. Lo que pasa es que yo quise ir sólo a la política catalana, cuando Trias lo que quería es que yo fuera al Congreso y a donde fui fue al Parlament de Catalunya, aunque años después acabaría en Madrid.

PD: En las autonómicas catalanas de 1995, Vidal Quadras era el número 1 de la lista y usted era el 3. Y se publicó que era porque el PP quería 'catalanizar' al PP catalán.

F.M.: Yo tenía que ir de número 2, pero había una persona, Simón Pujol, un empresario, hombre mayor, que al final aceptamos que fuera él de número 2 y yo el número 3. Ahora lo de 'catalanizar el PP' puede sonar a nacionalista. Pero en aquel momento era decir "soy catalán y mi forma de ser español es mi forma de ser catalán".

PD: En esa lista Julio Ariza iba de número 6.

F.M.: Coincidí con Julio Ariza en aquella época. A Ariza no le tenían ninguna simpatía los de CiU, pero no por temas políticos. En la lucha contra el nacionalismo yo era más simbólico que él contra el nacionalismo y contra la inmersión lingüística, yo iba a TV3 a enfrentarme con ellos.

¿SALIDA POLÍTICA COINCIDENTE UN NEGOCIO DE SU EMPRESA?

Paco Marhuenda abandonó la política en abril de 2001. Un mes antes, en marzo, el diputado socialista Antonio Miguel Carmona, denunció que una empresa de Marhuenda, 'Estrategias, Asesoramiento y Comunicación' había hecho un gran negocio en una universidad pública. Xavier Horcajo lo llevó a las páginas de El País el 10 de abril de 2001. El periodista, no obstante, niega que su salida tuviera algo que ver con eso.

PD: Antonio Miguel Carmona denunció en la Asamblea de Madrid un trato de favor a su empresa en marzo de 2001, y poco después se produce su salida como secretario de Relaciones con las Cortes.

F.M.: Soy muy amigo de Antonio Miguel Carmona, pero aquello era falso. No tenía consistencia, no había nada, no hubo ninguna demanda por aquello, ni existía ninguna incompatibilidad. Es que me da igual. Yo dejo la política en abril de 2001, porque en marzo de 2001 hay un cambio de Gobierno y Rajoy pasa a ser ministro de Interior.

Mi familia estaba en Cataluña y quería recuperar mi vida universitaria, que estaba paralizada, y además tenía a mi padre enfermo. Esa fue la encrucijada por la que decidí que me iba, Rajoy hubiera estado encantado en que yo me quedara.

La difusión de aquello se produjo por una batalla interna en la universidad [Universidad Rey Juan Carlos]. En las facultades las batallas son muy frecuentes. Pero es que además en la universidad donde se produjo todo esto es la universidad en la que, a día de hoy, soy funcionario. Si hubiera habido cualquier cosa rara no seguiría ahí. Lo dijo la SER entonces, salió el rector a desmentirlo y no le doy más importancia. Sé que en alguna páginas web de izquierda radical [Los Genoveses] lo sacan, pero me es indiferente lo que digan. Esa web ni la leo. Si lo dijera un periódico importante les metería una demanda.

UN NUEVO ROSTRO PARA LA RAZÓN

Tras retornar al periodismo, Paco Marhuenda fue nombrado subdirector de La Razón y jefe en Cataluña. En aquel momento se produjeron portadas que fueron mal recibidas precisamente en dicha comunidad.

PD: Anson cede la presidencia de La Razón a Casals poco después de la portada fotomontaje en la que sacan al Conseller en Cap de la Generalitat estrechando la mano a un etarra ante Zapatero, que dicen que fue una portada mal recibida en Cataluña...

F.M.: Yo no la hice. Aunque como subdirector me siento co-participe, pero no lo compartía. Fue una portada muy desafortunada. Creo que fue un error. Estoy en contra de cualquier fotomontaje. Esta imagen de Carod Rovira dando la mano a un etarra con una imagen de Zapatero detrás fue un error. Pero no tiene que ver con la marcha de Anson de La Razón. Eso fue porque quiso iniciar una nueva etapa fundando un periódico con Julio Ariza, al final rompieron y Anson acabó en El Mundo, cosa que me alegro mucho. Él ya no se sentía cómodo y Mauricio Casals es el auténtico hombre que levanta La Razón y la convierte en lo que és, el propio Anson lo reconocerá.

PD: A usted le nombran de director cuando Alejandro Vara se va a Vocento, y parece que Vara intentó llevarse sin éxito a un gran número de periodistas de La Razón.

Marhuenda: No se sabe bien la cifra, pero se habla de que Vocento intentó que 20 ó 30 personas se fueran de golpe, lo cual hubiera dejado descabezado al periódico. Alejandro Vara es buen amigo. Hemos trabajado juntos en ABC-Cataluña. En broma puedo decir que le estoy agradecido, porque gracias a su repentina marcha se adelantó mi nombramiento como director del periódico.

PD: Luego ya estaba previsto su cambio.

Marhuenda: Pero no a corto plazo, aunque sí estaba en el ambiente. Desde que empiezas de director es un día antes de tu cambio. Lo que sí puedo decir es que llevo seis años como director de La Razón y nunca me he sentido más cómodo en ningún sitio.

¿ENCERRONAS EN LA COPE FEDERIQUISTA?

Nada más ascender a director, Marhuenda pasa a ser tertuliano de la COPE, pero al contrario que con Vara, cuya labor al frente de La Razón sólo recibía elogios por Jiménez Losantos, Marhuenda era frecuentemente criticado, acusado de estar vinculado a la Generalitat y a Avuí, algo que nunca decía de Vara.

F.M.: Jiménez Losantos y yo somos amigos. Pero en aquel momento quisieron entregar la idea de que La Razón y yo estábamos entregados al nacionalismo catalán. Que era algo absurdo y más con mi historial. Yo siempre fui durísimo contra el nacionalismo, no como Vidal-Quadras que se apuntó más tarde, que se volvió antinacionalista en los noventa, no. Yo llevaba de los ochenta.

Resultaba que para la izquierda yo era el ex director de Gabinete de Rajoy, para los nacionalistas era un ex diputado del PP y ahora desde la COPE daban a entender que yo era nacionalista catalán. Me quedé estupefacto. ¿Cómo va a ser Paco Marhuenda un nacionalista catalán o La Razón alfombra del nacionalismo?

PD: En aquellas tertulias de los martes parecía que eran todos contra usted, ya fuera por la crisis del PP o por aquel 'Manifiesto por la Lengua Común' que sacaron entonces.

F.M.: Tomás Cuesta, Alejandro Vara o Pedrojota Ramírez, todos tenían sus intereses, es normal, no por ello dejaré de ser amigo de ellos. Ellos creían que debilitando a La Razón podrían pillar lectores. Yo tengo un punto de vista diferente. No hay que ganar lectores porque le vaya mal a la competencia.

GUERRAS MEDIÁTICAS

Marhuenda no se considera un hombre de guerras mediáticas, pero lo cierto es que ha entrado al trapo en ellas, en la entrevista recuerda alguna de ellas.

PD: Cuando ABC publica como 'exclusiva' que ETA intentó usar misiles en atentados, ustedes sacaron una réplica para decir que lo habían sacado antes en La Razón.

F.M.: Alguna vez hemos tenido que hacerlo porque los compañeros y vecinos de aquí a lado [Vocento] parece que a veces quieren hacer creer que no había periodismo hasta que llegaron ellos. Parece como si la esencia de Torcuato Luca de Tena la llevaran ellos. Parece que desde Nifu hasta ahora no ha habido periodismo hasta ellos. Pues no, todos lo intentamos hacer bien. En ABC a veces lo hacen bien, pero a veces lo hacen mal. Los periodistas tenemos que informar, no poner y quitar a Gobiernos.

PD: El mismo día que 'El Observatore Romano' de El Vaticano pacta con La Razón, los de La Gaceta publican una página completa para criticar el acuerdo.

F.M.: Eso es una payasada. Ponían de Lara que era 'el editor de La Razón y Playboy'. Primero que Lara no es el editor de La Razón, es accionista, pero no el editor. Es una cuestión de conocimiento. Playboy era una revista del Grupo Godó que se integró con las revistas que tenía José Manuel Lara. Intentar de forma zafia y mezquina que Lara es editor de revistas pornográficas o eróticas es ridícula, hay que tener media neurona. Bueno, retiro lo de media neurona. Pero hay que tener poca pericia.

CONTRA LOS ANUNCIOS DE PROSTITUCIÓN

PD: También se dijo que ustedes retiraron los anuncios de prostitución de La Razón por presiones de El Vaticano a cambio de 'El Observatore Romano'.

F.M.: Eso dijeron, sí. ¡Menuda parida! Hay periódicos que tienen anuncios de prostitución y se declaran cristianos.

PD: El ABC edita 'Alfa y Omega' [del Arzobispado de Madrid].

F.M.: Sí, y no pasa nada. La retirada de anuncios de prostitución fue una decisión de Mauricio Casals, con mi apoyo. Primero prohibió que hubiera anuncios con fotos y luego retiró los anuncios. El que quiera que pregunte al Vaticano o a Bertone, todo el mundo dirá lo mismo que eso es falso.

En la actualidad los anuncios de prostitución están presentes en tres de los diarios de Madrid (El País, ABC y El Mundo) y los 2 principales catalanes (El Periódico y La Vanguardia). Marhuenda no oculta su rechazo a esta práctica.

Yo opino que los periódicos deben ser coherentes. Si tu línea editorial es que estás en contra de la prostitución y la trata de blancas, no puedes tener esos anuncios. Si estás a favor de la prostitución, pues entonces sí. Pero si está en contra no puede lucrarse con 5 millones a costa de mujeres maltratadas y violadas. El 99% de la prostitución es una actividad obligada por mafias. Ese dinero es dinero suicio. ¿Les parecería bien a los periódicos que tienen anuncios de prostitución llevar anuncios por la droga o por el tráfico de las armas?

Los mismos que critican las dictaduras les parece bien tener anuncios de prostitución. ¡Es absurdo!

PD: En Intereconomía a usted le han atacado mucho.

F.M.: Es público y notorio que Julio Ariza me tiene antipatía manifiesta, me la ha tenido siempre, por cosas de Cataluña y por mis críticas a Alejo Vidal-Quadras, etcétera. A mí me es igual. Si quiere ser mi enemigo allá él, pero lo que tiene que hacer es centrarse en su grupo, en pagar las nóminas a sus empleados y en no dar lecciones de moral.  Yo no le voy a criticar con tanta saña como ha hecho él con mí, diciendo que me hundiría. A mí no me hunde nadie, menos diciendo tonterías en sus emisoras contra mí. Que me deje en paz. Para mí no existe, en el sentido respetuoso.

PD: Pero usted calificó una vez en Telecinco al Grupo Intereconomía como 'Grupo infecto'

F.M.: Me he arrepentido de haber dicho 'grupo infecto', porque no me refería a la gente que hace Intereconomía. Tienen todo mi respeto, las personas, los redactores y demás gente que hace Intereconomía. Lo hubiera querido aclarar en ese momento pero coincidió con el corte publicitario. Cuando decía infecto no me refería a las personas, me refería a la campaña que hacían contra La Razón y contra mí, me llegaron a comparar con Gaoping, con lo de 'todo a un euro', me pareció de tercera división, muy mezquino.(...) Y en Intereconomía tengo amigos, pero como en todos sitios hay buena gente y mala gente.

PORTADAS POLÉMICAS DE LA RAZÓN

El último gran ataque de La Razón contra Vocento fue publicar una carta de Mingote 24 horas después de que se conociera su muerte para demostrar que sus relaciones con Vocento no eran tan fluidas como desde aquel grupo se había dicho.

PD: ¿Por qué publicó en la portada de La Razón aquella carta de Mingote?

F.M.: A veces cuando se sobreactúa... gente que acababa de conocer a Mingote, no diré nombres, pero se comportaba como si lo conociera de toda la vida. Recuerdo al propio Mingote comentarlo riéndose.

Alfonso Ussía y yo somos amigos personales. Es una de las personas a las que más cariño tengo, nos conocemos desde hace mucho. Y Alfonso me incorporaba a veces a las comidas con Antonio Mingote, que era un hombre bueno. Nunca hablaba mal, pero viví colateralmente este hecho. La indignación de Mingote era por cómo le estaban tratando en ABC de forma muy incorrecta para lo que él se merecía como gran figura cultural de la historia reciente. Y él estaba decidido a pasarse La Razón, y estuvimos reunidos para concretar su marcha con Mauricio Casal, pero al final él y su mujer, bellísima persona, decidieron quedarse en ABC. Yo me alegro a que esas negociaciones que tuvo Mingote con La Razón le ayudaran a que en ABC le trataran mejor.

PD: Quizá la portada por la que más le han criticado es la de 'Los malos estudiantes' en la que se denunciaba que los líderes estudiantiles que actuaban en nombre de la educación no parecían muy preocupados por la suya. ¿Por qué cree que indignó tanto?

F.M.: Soy profesor de universidad, estoy a favor de que los estudiantes se manifiesten y se movilicen, pero no durante sus horarios de clase. Y si quieren criticar la norma que se informen primero sobre ella, que no se manifiesten por tópicos. Y luego, si quieren meterse en política tendrán que asumir que pueden ser criticados. Porque ha habido una profesionalización del asocianismo universitario. A mí me parece mal, su prioridad debería ser estudiar y acabar la carrera. Pero ser un estudiante eterno... entiendo que me haga un popular pero ellos tienen un sesgo político legítimo pero clarísimo. Que no se presenten como neutrales tienen una línea ideológica izquierdista.

BÁRCENAS Y MAURICIO CASALS

PD: El Mundo publicó en portada que Mauricio Casals era un intermediario entre Bárcenas y Cospedal, pero no vimos ninguna réplica o versión de Casals en La Razón.

F.M.: Ni va a aparecer. Casals no es periodista ni político. No sé por qué El Mundo publicó esa información, que no tenía ningún recorrido, no tenía nada más que un mensaje enviado. Mauricio Casals prefirió no decir nada y a mí me pareció muy bien.

PD: ¿Usted se reunió con Bárcenas?

F.M.: Yo me reuní mucho con Bárcenas. Ya le conocía antes de mi etapa en el PP. Tenía una buena opinión de él. Ahora lo fácil es decir lo contrario, pero esa es la realidad. Y después de que estallara el escándalo, ya como director de La Razón, Casals y yo hablamos con Bárcenas, él vino a La Razón a contarnos su versión. Su versión que era que él era inocente, que Rajoy era inocente y no había hecho nada y que todos los papeles eran falsos. "Paco, todo esto es mentira". 

Cuando salió lo de los millones, volvimos a tener un encuentro y me dijo que "en ese dinero no hay nada irregular, que todo eso es mío, no hay nada feo". Y yo le dije "dedícate entonces a demostrar tu inocencia". A mí si me acusan de haber robado millones, podré demostrar que no, con papeles, y facturas. La verdad, lamento todo esto, da muy mala imagen de la política. No es bueno que se piense que todos los políticos son iguales. Conozco a políticos honradísimos tanto del PSOE, como de Izquierda Unida, por no decir el PP.

TERTULIANO DE DERECHA, SIN COMPLEJOS

La popularidad de Marhuenda se ha multiplicado a partir de 2012, conforme se ha incrementado su presencia en tertulias.

PD: Escuchando a algunos tertulianos parece que si apoyas a Esperanza Aguirre eres un periodista independiente, pero si apoyas a Mariano Rajoy eres 'brigada del aplauso'.

F.M.: Eso es una tontería.

Marhuenda no oculta su apoyo al Gobierno ni su condición de periodista de derechas sin el menor complejo.

F.M.: Eso son cosas de la izquierda, que siempre va esgrimiendo una superioridad moral como si fueran mejor que el resto. El periodista de izquierdas está siempre muy motivado ideológicamente, ellos son muy militantes y consiguen que ideas calen.

Han conseguido que mucha gente se crea que Rajoy ha recortado el Estado del bienestar, que es mentira. Han conseguido presentar el copago, que está vigente en muchos países, como el gran recorte o que se ha rebajado la educación, es mentira, pero insisten e insisten. Cuando recortar es otra cosa.

Luego está la derecha vergonzante. Periodistas que siendo de derechas, intentan hacer que ver que no son de derechas, para que los de izquierdas le den una palmadita. Y entonces dicen "Rajoy lo podría hacer mejor". Yo no tengo ningún tipo de complejo. Creo que el 35% españoles sigue apoyando a Rajoy. ¿Que autoridad moral tiene la izquierda por criticarme a mí por mi ideología? ¡Que critiquen ellos a Rubalcaba o a los ERE!

ABANDONO DE RAC1, RAHOLA

PD: Usted va a 'Al Rojo Vivo' donde le critican por considerarle anti-nacionalista o a esRadio donde le acusan de ser blando con los nacionalistas. Pero sólo le hemos visto abandonar la emisora una vez: Rac1, por la polémica por la ilustración de Alianza Nacional.

F.M.: Me duele que Jordi Basté haya dicho que yo había mentido. Yo me voy de Rac1 cansado por los menosprecios de Pilar Rahola, que es una política profesional, que vive en eso. Ella es una profesional del independentismo. Yo soy un profesional, no tengo por qué soportar que ella me insulte diciendo que yo era un ignorante. Soy un profesor acreditado por la universidad, con mi plaza. Cansando de menosprecios me fui.

Lo lamento tengo un gran afecto por el Grupo Godó, el Conde y su hijo. Desde pequeño tuve en mi casa La Vanguardia, pero si en su radio me están atacando permanentemente, Pilar Rahola, con esa arrogancia de desprecio como si los demás no fuéramos nadie.... pues dices 'hasta aquí hemos llegado'. Es la última vez que me he ido y no he vuelto. Y lo lamento porque era la única tertulia en la que podía hablar catalán. También me gusta hablar en castellano, pero me gustaba esa tertulia en catalán. Pero me harté de que me insultaran, además insultos zafios. Por eso me fui. Puedo aceptar que me ataque a mí, pero no al periódico.

ETA Y AMINISTÍA

PD: Hubo una polémica entre el presidente de Amnistía Internacional y La Razón cuando ustedes le criticaron por calificar a ETA de 'grupo armado'.

F.M.: Eso era infumable e impresentable. Decir que ETA es una bandar armada es impresentable. ETA es una banda terrorista a la que hemos ganado.

PD: ¿No comparte usted la idea de que el Gobierno ha cedido ante ETA?

F.M.: Lo que de que Rajoy tiene una hoja de ruta es una chorrada. Este Gobierno no sigue ninguna hoja de ruta de ETA; comando pillado, ha sido detenido. Quien dice esas cosas, dice tonterías. En el tema de ETA he sido siempre muy claro: soy partidario de la cadena perpetua revisable y, si pudieramos, cadena perpetua sin revisar. Un terrorista, que se pudra en la cárcel. Amnistía Internacional no podía decir esa tontería.

FRANCESC O PACO

Al término de la entrevista, el periodista insiste en su españolismo y su catalonismo. Sirve de muestra cuando en una entrevista en 1995 fue preguntado por cómo quería que se le llamara y él respondió 'Francesc o Paco'. Ahora se queda más con el segundo.

Marhuenda- A mí me gusta Paco, aunque es cierto que firmo 'Francisco' mis artículos, que es un poco incoherente, pero todo el mundo me llama Paco. Cuando alguien me llama Francisco no... alguna compañera... me hace gracia. Porque yo no me llamo Francisco.

El director de La Razón no duda en tirar de humor, quizá en homenaje a los muchos bulos publicados contra él.

Marhuenda - Es cierto que el Papa ha puesto de moda mi nombre, aunque no lo hizo en mi honor. Tengo que desmentir tajantemente que en contra de lo publicado, el Papa Bergoglio no estaba pensando en mí cuando se puso 'Francisco'.

Con la colaboración de Marian García.



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook

Salas de Prensa
telefonica
Gas Natural fenosa
Banco Santander
Iberdrola
Repsol
La Caixa
Iberia
Ifema
Publicidad
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05