Periodismo

El tipo que atropelló intencionalmente a 23 personas el jueves 18 de mayo de 2016 en Times Square, Nueva York, ha dicho a las autoridades que "escuchó voces" en su cabeza justo antes de perpetras el ataque que dejó una persona muerta y multitud de heridos.

El conductor ha sido identificado como Richard Rojas, un hombre de 26 años, oriundo del distrito neoyorquino del Bronx, a quien la Armada de los Estados Unidos le dio la baja por problemas disciplinarios.

Tras su alocado ataque, Rojas salió del vehículo y comenzó a correr y a saltar antes de ser atrapado por un policía y algunos peatones.

"Él tipo comenzó a gritar, no decía nada en particular, al mismo tiempo que movía los brazos", explica Ken Bradix, un guardia de seguridad de un restaurante del transitado sector quien ayudó a atrapar a Rojas.

Inicialmente, Rojas dio negativo en el test de alcoholemia, pero las autoridades le realizaron más estudios para determinar si consumió alguna sustancia.

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York, descartó que el hecho sea un acto terrorista, a pesar de que aún son inciertos los motivos que llevaron a Rojas a cometer el ataque.

Hace una semana, Rojas fue arrestado por amenazar con un cuchillo a un notario a quien acusó de haber robado su identidad.

El sujeto se declaró culpable por el hecho y dijo a las autoridades que se sentía constantemente acosado y perseguido.

En 2008 y en 2015, fue arrestado por conducir intoxicado, y su licencia fue suspendida por 90 días.

Harrison Ramos, vecino y amigo de Rojas en el Bronx, contó que éste no fue el mismo cuando volvió de la armada en el 2014.

"Él ha pasado por momentos bastante duros".

Rojas se enlistó al ejército en 2011. Un año después, era parte de la tripulación del buque de guerra USS Carney.

En 2013, Rojas pasó dos meses en una celda de una prisión militar en Charleston, al sur de Carolina.

Sus meses finales como militar los pasó en una base en Jacksonville, Florida. En 2014, una corte marcial lo encontró culpable de algún hecho que aún se desconoce y ordenó su baja.