Periodismo
Arturo Pérez-Reverte. PD

Vuelve a emocionar el escritor cartagenero en las redes, esta vez a colación del magnífico artículo publicado en su columna habitual en la revista 'XLSemanal', bajo el título 'Carta a una chica muerta'. Se la escribe como respuesta a la que "escribió en Jaén una joven llamada Carmen el 4 de junio de 2002. Carmen tenía 27 años, y murió meses después de escribir a mano esas líneas que nunca llegó a echar al correo".

"La carta -prosigue- fue encontrada años después por la madre, entre los viejos papeles de su hija, y me la remitió con una breve nota explicativa el 29 de junio de 2014. Llegada a mis manos con otras cartas, se traspapeló entre las páginas de un libro, y no la he encontrado ni abierto hasta hace unas semanas, el 7 de junio de 2017. Siempre junio, fíjense qué coincidencia. Doce años tardó en llegar a mis manos y tres años he tardado yo en leerla. Quince años después de la muerte de Carmen".

En el artículo, el académico glosa el contenido de esa carta, los amores literarios de la joven, el interés por las novelas del padre del Capitán Alatriste, su pudor a la hora de pedirle una dedicatoria. Pérez-Reverte se duele de no haber contestado antes y de la conversación pendiente con su lectora. "Nunca tuvimos esa conversación, o sí. Porque en realidad converso con ella ahora, sentado en el lugar donde trabajo", reflexiona.

Y cierra con ese cariño sin fisuras hacia sus seguidores, por el que es conocido y respetado: "Y quiero decirle a Carmen que en este momento su carta se encuentra junto al manuscrito recién terminado que está sobre la mesa, con las últimas correcciones a una nueva novela que ella nunca leerá, pero que de algún modo también me ayudó a escribir. Por eso le doy las gracias y le devuelvo con todo mi cariño aquel lejano beso de amiga que al fin recibí, quince años después, desmintiendo a la muerte, al tiempo y al olvido".

Más allá de los cientos de comentarios elogiosos que ha suscitado la columna -"Pérez-Reverte también tiene corazón, señores", dice uno de los internautas en tono irónico-, lo mejor ha sido el tuit que el antiguo reportero ha publicado poco después, con la respuesta de la madre de aquella joven a su Patente de corso. "No me podían haber hecho un regalo mejor", agradece la señora: