Periodismo
Jaume Roures, defensor de los Pujol.

La guerra entre medios afines a Podemos no sabe de treguas. Si este 31 de agosto de 2017 comentábamos el intercambio de golpes entre el ex etarra Gonzalo Boye, abogado de las celebrities podemitas, y la periodista de Público, Patricia López, ahora la revista Mongolia, de la que Boye era hasta julio de 2017 su editor,  destapa las promiscuas relaciones entre Mediapro y el entorno Pujol.

En su número 57 destripan la ofensiva del magnate Jaume Roures, dueño de Público, para intentar desplazar a Josep Maria Bartomeu, cercado por el Gobierno de la Generalitat, TV3, Joan Laporta y Mediapro.Público se traga un bulo conspiranoico sobre el atentado de Barcelona y el ex etarra Boye se burla: "¡Vaya nivel!"

En un informe sin firma de la sección 'Reality News' la revista Mongolia habla de una Santa Alianza formada por Mediapro, TV3 y Laporta muy ligada a la antigua Convergencia y al pujolismo, "a la que debe la acumulación primitiva de capital alimentada desde TV3.

"Aunque en Madrid se percibe a Mediapro como una coporación de izquierdas, la realidad es que la multinacional tiene vínculos con todos el espectro político".

Sobre las imbricadas relaciones entre Mediapro y el pujolismo, Mongolia aporta este dato: "El sumario de las ITV ha puesto de manifiesto hasta qué punto existe imbricación: las esposas de de David Madí (asesor histórico de Artur Mas) y de Oriol Pujol Ferrusola estaban en nómina de Triacom", cada una con emolumentos de 100.000 anuales, una productora de la que socios de Mediapro tienen el 20%, según la información aportada al Registro Mercantil.

Las empresas relacionadas con Jaume Roures y Tatxo Benet, socios de la productora Mediapro, acaparan el grueso de las contrataciones externas de TV3, la televisión pública catalana. Esto es fruto del salto que dieron muchos altos cargos de la cadena pública a Mediapro como Jaume Ferrús, Eugeni Sallent y Joan Oliver.

"Tanto Jaume Roures como Tatxo Benet, que es además íntimo amigo de Josep Pujol Ferrusola, hijo del expresidente catalán, hicieron llegar a la dirección del periódico indicaciones muy precisas para proteger a Prenafeta".

Ahora con la ofensiva separatista, se trata de recuperar el control del FC Barcelona y acercarse al entorno de Junts pel Sí, en especial a ERC, como quedó en evidencia en la cena secreta entre Junqueras e Iglesias en casa de Jaume Roures.

"El resultado es que hoy no hay diferencias entre PDeCat y ERC en la sintonía con Mediapro. En paralelo, la multinacional ha lanzado el documental 'Las cloacas del Interior' justo en la cuenta atrás del reféndum del 1-O, en el que se intenta demostrar la tesis de que "España es un país antidemocrático y embarrado, dispuetso a todo a acabar la supuesta rebelión democrática separatista".