Periodismo
Trapero Redes Sociales

El 'charnego' de Santa Coloma es de armas tomar. Va fardando por ahí de que fue formado en el FBI. Mentira. Como tantas otras. Lo que hizo es asistir a un seminario de este Cuerpo, para policías latinos, sobre recursos humanos. Y gracias. Pero no es el único motivo de que levante tantos odios, fuera y dentro de sus propias filas. El major de los mossos, el mismo que hace sombra a Forn sin sonrojarse lo más mínimo, y que lanza picotadas a todo aquel que osa preguntarle -en catalán o no- sobre las investigaciones en torno a los atentados, tiene más cosas que ocultar.

Salvador Sostres, en 'ABC', hace un revelador retrato sobre este ególatra de tres al cuarto -que no tiene reparos en llamar a sus subordinados "indigentes intelectuales"-, y en donde no sale precisamente bien parado. Recuerda así que muchos consideran que su nombramiento como comisario jefe, que contra todo pronóstico decidió el último consejero de Unió que ha tenido la Generalitat, Ramon Espadaler, en 2013, antes de que Mas despreciara a Duran para ponerse en manos de Junqueras y de la CUP, podría tratarse de un pago a 'servicios prestados'.

El independentista de turno, considerado como posible candidato del partido a la alcaldía de Barcelona, no ha tenido siquiera el apoyo de los sindicatos de la cúpula de los Mossos (Sicme y Copcat), ni en sus últimas disputas con la Prensa ni en la crisis de credibilidad que ha sufrido al negar que hubiera recibido un aviso de atentado de los Estados Unidos.

De presentarse, se cerraría el círculo desde que el gerente de la fundación Jordi Pujol presionó hasta lo indecible para que le nombraran comisario jefe.