Periodismo
Kate Middleton 'Ctalina' y el príncipe William 'Guillermo'. BT

El Tribunal de Nanterre ha condenado al semanario Closer a pagar 100.000 euros a Catalina Middleton, y su esposo, el Príncipe Guillermo de Inglaterra, por la publicación, el 2012, de una fotos en «topless» de la Duquesa de Cambridge.

Además, la responsable de redacción de la revista, Laurence Piau, y el director de la publicación, Ernesto Mauri, tendrán que abonar una multa de 45.000 euros cada uno, la máxima posible por el delito por el que fueron juzgados.

Como subraya JUAN PEDRO QUIÑONERO en 'ABC' este 5 de septiembre de 2017, se trata de una sentencia probablemente «benévola».

El príncipe Guillermo y su esposa pedían 1.500.000 euros en concepto de daños y perjuicios, considerando que las fotos de los pechos desnudos y al aire de la duquesa eran un atentado intolerable contra su intimidad.

Los abogados de Closer insistieron en la «buena fe» de sus fotógrafos y en la «buena imagen» que daba de la pareja el «top less» de la esposa: «Una pareja de enamorados felices, dejando que el sol acaricie la belleza».

La Duquesa de Cambridge y el Príncipe Guillermo, segundo en la orden de sucesión al trono del Reino Unido, pasaron el verano de 2012 unos días de vacaciones en una lujosa residencia de la Provenza francesa, en al castillo de Autet. Una nube de fotógrafos «rodeó» la residencia, intentando conseguir fotos exclusivas.

El abogado de la aristocrática pareja británica insistió en muchas ocasiones en el «acoso, particularmente doloroso» de la pareja, presentada como una «víctima» de peligrosas bandas de «predadores agresivos» pertrechados de teleobjetivos.

La defensa de Closer y los fotógrafos prefirió insistir en la «belleza» y la «poesía» de una «pareja feliz», una «mujer joven y bella, que no tenía nada que ocultar, dejando que el sol acariciase sus senos».

Tras un laberíntico proceso, el Tribunal de Nanterre debía dictar sentencia a finales de la primavera pasada. El presidente del Tribunal prefirió anunciar un nuevo aplazamiento, hasta primeras horas de la tarde de este martes, cuando se anunció la sentencia: 100.000 euros de multa al semanario Closer, en concepto de daños y perjuicios.

Del 1.500.000 euros que pedían el príncipe y su esposa a los 100.000 euros de la sentencia final hay un abismo económico. Una multa de millón y medio de euros hubiese sido un golpe grave contra un semanario. Reducida a los cien mil euros, se trata de un multa francamente «llevadera».

LA HIJA DE OBAMA ENSEÑA LAS BRAGAS Y OTROS DESCUIDOS DE FAMOSAS