Periodismo
Javier Monzón y Juan Luis Cebrián.

Giro de guion a la rocambolesca situación que vive en la actualidad el grupo Prisa. El penúltimo capítulo de una historia que dista mucho de estar finalizada es que el iba a ser el sustituto de Juan Luis Cebrián... ha renunciado--El final de Juan Luis Cebrián: Javier Monzón le sustituye como presidente PRISA--.

Según cuentan Carlos Segovia y Eduardo Fernández en el Mundo, consultando fuentes del entorno de Javier Monzón, ha sido él mismo quien ha preferido renunciar al puesto ante la evidente falta de consenso. Lo único meridianamente claro de todo ello es que Cebrián salva otro 'match-ball', este ya sobre la bocina--Un accionista cabreado de PRISA se pica con Cebrián: "A una periodista de El País se la despidió por denunciar abusos laborales"--.

Y eso que según la misma fuente, Monzón contaba con el 'respaldo' del mismísimo Cebrián (algo difícil de creer estando el ex director de El País de por medio) para colocarse al frente del grupo de comunicación pero con una carta que se guardaba 'Janli' bajo la manga: el otrora poderosísimo magnate tenía la intención de tutelar el relevo en los próximos meses, algo que no entraba dentro de los planes de Monzón--¿Un 'golpe de estado' para cargarse a Juan Luis Cebrián en el Grupo PRISA?--.

La candidatura de Monzón estaba avalada por los bancos y Telefónica, accionistas del grupo, que junto al deseo del fondo británico Amber Capital arrojaban a Cebrián fuera de la poltrona tras casi 30 años al frente de la compañía--Juan Luis Cebrián cobra un bonus de 692.000 euros por 2016 y se arma la bronca en el consejo del Grupo PRISA--.

El plan de Cebrián pasaba por compartir las funciones ejecutivas con Monzón hasta finales del año próximo manteniendo el cargo de presidente, algo a lo que su ya no-sustituto no estaba dispuesto--Impactante revolución en 'El País': Caño y Cebrián 'mueven la silla' a Fernando Garea y Anabel Díez--.

Otra hipótesis que se suma a la anterior es que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no tenía tanta confianza en Monzón como en la ya depositada en Cebrián, circunstancia que podría haber pesado en el ánimo del ex presidente de Indra--Cebrián sacrifica a 'Pavarotti' Sainz para salvar su pescuezo y seguir en el machito: Mirat, nuevo CEO de PRISA--.

Así las cosas, Monzón ha remitido una carta al actual presidente de Prisa en la que le manifiesta su deseo de no optar al cargo en las actuales condiciones.

Vídeo: Juan Luis Cebrián evita dar la mano a John Müller tras una tensa entrevista con Alsina en Onda Cero