Periodismo

Ni la Jornada de Reflexión ni el día del a votación van a parar los medios de comunicación servidores a la causa indepevictimista a frenar en su estilo ni su campaña, pues para eso y no otra coa existen.Subvenciones como disciplina olímpica: el periódico deportivo El Punt-Avui recibió medio millón de euros en 2012

Los dos principales periódicos ‘indepes' dedican su editorial a repetir lo mismo: de los buenos, majetes, dialogantes y demócratas que son los independentistas catalanes, frente a los bestias, antidemócratas y represores que son los catalanes no independentistas auxiliados por ese malvado Estado español franquista.Gistau responde a la viñeta de El Punt-Avui: "Decíamos que, ante las tragedias, los españoles sacan lo mejor de sí; y una mierda"

El periódico El Punt Avuí publica en este día de elecciones un editorial de su director Xevi Xirgo donde tras dedicar unas lágrimas a sus héroes Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, asegura que en el actual debate interno de la sociedad catalana: "sólo una parte, la independentista, ha estado permanentemente abierta al diálogo" y que "la respuesta siempre ha sido un portazo".El Punt Avui clama contra unas elecciones autonómicas "fraudulentas" convocadas por "los usurpadores"

El editorial de Xirgo llega a un extremo aún más brutal cuando afirma: "el final de campaña de los partidos unionistas ha destilado un tono duro, de querer ganar no para gobernar sino para arrasar con el país, por la vía del 155 y por otra" (¿Cuál es esa otra ‘vía' que insinúa?) ¿Qué El Punt Avuí presente a los catalanes que no votan independentistas como gente que quiere arrasarles en plena jornada electoral no es fomentar el odio?)La televisión del dueño de los supermercados Spar y 'El Punt Avui': "España ya no pinta nada"

El otro diario 'indepe' por excelencia, el Ara, también tiene otro editorial de su directora, Esther Vera se empeña en insinuar que estas elecciones no son normales, "La anomalía ya es la misma convocatoria bajo el 155 y con candidatos independentistas en prisión o fuera del país" (¿Se pone la venda antes de la herida?). Vera termina su artículo con un interrogante que parece querer ser sarcástico "¿Verdad que todo el mundo aceptará el resultado?".

No obstante de los editoriales indepevictimista quien llega más lejos es el que firma José Antich en el digital que dirige, El Nacional.cat. El antiguo chambelán del Conde de Godó en La Vanguardia aupado a la dirección de aquel periódico por el apoyo del PP y ahora reciclado en mini-yo del indepevictimismo en la red, publica un texto que resume los males del nacionalismo radical que identifica como Cataluña y como "dignidad de Cataluña" sólo a los que piensan como él.

"Catalunya se juega el país, se juega la escuela, se juega la sanidad, se juega las infraestructuras, se juega las exportaciones, se juega la cultura, se juega la lengua, se juega su identidad".

"Se juega que nunca más un representante no escogido por el pueblo de Catalunya usurpe ilegítimamente su escudo y sus instituciones. Se juega su dignidad. Claro que se juega su dignidad, ¿o no es defender la dignidad de Catalunya que el president Carles Puigdemont pueda regresar de Bruselas y que el vicepresident Oriol Junqueras pueda salir de la prisión?

Es decir que defender a Puigdemont y a Junqueras es defender ‘la dignidad de Cataluña', ergo los catalanes que osaran no apoyar a ese par pasarían a ser catalanes indignos para Antich. De todos modos al enumerar todo lo que ‘se juega' en estas elecciones Antich podría haber incluido que también en estos comicios los medios indepevectimistas se juegan su supervivencia, dado que todos viven del erario público. Lo que no se juegan es su credibilidad, pérdida hace tiempo.

En 8TV después de ese original cierre de campaña con entrevista-masaje de Gemma Nierga a Puigdemont (la Nierga que ahora asegura que le da más miedo el "nacionalismo español" que el independentismo) con sonrisas y preguntando retóricamente sino preferiría estar en su casa en lugar de en Bélgica, en la tertulia del día de reflexión a los tertulianos de Jordi Armenteras quejándose de lo mal que se estaba portando la Junta Electoral con TV3 y Catalunya Radio. Uno de los tertulianos aseguró que la Junta nunca había tomado medidas contra TVE (¿conocerá el tal individuo la historia de TVE y sus desencuentros habituales?).

¿Y TV3? Están más o menos contenidos por la presencia de la Junta Electoral, pero aun así muchas "estrellas" no pueden contenerse. Por ejemplo el productor Toni Soler, que tendría mucho que perder si hubiera un cambio de modelo en la televisión pública catalana, se ha dedicado a llenar de comentarios radicales las redes, después de llamar ‘buitres' a los catalanes que no piensan como él, a escasas horas de las elecciones tuiteó que había que votar a los ‘indepes' para ‘helar las sonrisas' de los no nacionalistas.

Probablemente muchos catalanes no independentistas no desean 'helar las sonrisas' de Toni Soler, Empar Moliner, Xavier Graset, Bassas, Armenteras, Marc Alvaro, Dedeu, Xirgo, Esther Vera, Antich Cuyas y demás tropa de la corpo. Simplemente se conformarían en que dejaran de sembrar el odio levantando bandera de victimismo y de demonización hacia los no nacionalistas y el resto del Estado con el dinero público de todos los catalanes.