Periodismo
Bieito Rubido y Pablo Casado.

El quemazón en el PP por los resultados obtenidos el 21 de diciembre en las elecciones de Cataluña, lejos de enfriarse, va a más.

Ahora ya no sólo se mete con Ciudadanos, sino que además carga contra un medio afín como es el ABC al que pretende empurar por la entrevista que concedió a ese diario Inés Arrimadas, la ganadora de las elecciones del 21-D, y que se publicó en la jornada de reflexión.

Pues bien, este 23 de diciembre de 2017 el periódico responde al Partido Popular con un contundente editorial en el que deja claro que la formación de Génova 13 sólo responde a un resentimiento por los malos resultados cosechados en las urnas y le demuestra con ejemplos que otros medios han hecho lo mismo y no ha habido respuesta de los populares:

El PP ha denunciado a ABC ante la Junta Electoral y ha remitido a la Fiscalía una acusación contra este periódico "por si pudiera ser constitutiva de delito". La denuncia atiende a que el pasado día 20, en la llamada jornada de reflexión, llevamos a portada una fotografía y unas declaraciones a nuestro diario de Inés Arrimadas, la candidata de Ciudadanos que al día siguiente ganó las elecciones catalanas, lo que da fe de la pertinencia de la información.

Explica que:

Del mismo modo, en ese ejemplar de la jornada de reflexión recogíamos las manifestaciones de la víspera de otros candidatos, incluido por supuesto el del PP. ABC destacó a Arrimadas en su portada por puro criterio informativo, pues era la única opción del constitucionalismo. Lo hicimos del mismo modo que un periódico catalán optó libremente por abrir con una entrevista con Iceta. Es revelador que nuestro colega no haya sido objeto de denuncia alguna del PP, lo que indica que el ataque a nuestro periódico responde al resentimiento del Partido Popular ante la crecida de Ciudadanos, formación que ha ido a más ante la inoperancia de los populares a la hora de defender a España con el vigor y celeridad que requería la sociedad española ante un golpe de Estado.

Le recuerda que al PP le vino de perlas la entrevista a María Dolores de Cospedal que en jornada de reflexión se publicó en las páginas de ABC:

Recurrir a un recoveco legal -obsoleto en la era de la internet- para coartar la libertad de expresión de ABC no está a la altura de lo que se espera del partido que hoy gobierna, y menos amenazar con una denuncia penal. Es notable también que no hubo queja alguna por parte del PP cuando con idéntico criterio de interés público divulgamos, también en jornada de reflexión, una entrevista con su secretaria general, entonces candidata en Castilla-La Mancha.

Y deja bien a las claras que no va a dejarse mangonear por ninguna formación:

ABC es un periódico que en unos días cumplirá 115 años. Nuestra cabecera se orienta por unos valores que comparte con sus lectores: una ideología de centro-derecha, el liberalismo, la moral cristiana y la defensa de la unidad de España y los principios democráticos y constitucionales de la nación. ABC no se rige por afinidades personales, no se pliega al Rajoy o al Rivera de turno, sino que actúa a tenor de sus principios editoriales. Que el Partido Popular pida adhesiones inquebrantables y pretenda mutilar la libre opinión y expresión del gran periódico conservador español, consagrada en el artículo 20 de la Constitución, retrata la situación intelectual y ética de esa formación.