Periodismo

Muchos habrán alucinado en colores al ver al fugado Carles Puigdemont pronunciar desde Bruselas el tradicional discurso de Fin de Año, que emiten todos los presidentes de la Generalitat. El mensaje lo ha dictado como responsable del "Govern legítimo de Cataluña" y fue transmitido a partir de las 20.50 por el canal 324 de la TV3, la misma cadena que se negó a retransmitir el discurso del Rey.

'Puchi' se negó a desvelar la principal incógnita que envuelve el inicio de la próxima legislatura, esto es, si piensa o no regresar de Bélgica. Como explicó El País, en el caso de que decida volver a España para afrontar su eventual investidura, se arriesga a ser detenido de forma automática.

Puigdemont reivindica el cargo de president por ser el cabeza de la lista independentista más votada y con capacidad de formar Gobierno. La candidatura de Junts per Catalunya descarta investir a Oriol Junqueras porque sostiene que sería asumir "el marco mental" del 155 y de que Rajoy no respeta la decisión que arrojaron las urnas.

Tras calificar de "vergüenza" y "escándalo" que haya "presos políticos" en la Unión Europea en alusión a Junqueras, los dos Jordis y el exconsejero Joaquim Forn, Puigdemont ha celebrado la alta participación el 21 de diciembre que, en su opinión, demuestra que los catalanes "no tienen miedo" a las urnas.

  • "Somos un pueblo democráticamente maduro que se ha ganado el derecho a hacerse a sí mismo como república de hombres y mujeres libres". 
  • "Muchos ciudadanos esperan que fracasada la receta de la violencia, la represión y la liquidación del autogobierno, empiece la era del diálogo y negociación que reclamamos desde hace años"

Es curioso que por ejemplo a La Vanguardia no le llamara la atención que un tipo autocalificado de president emitiera un mensaje a la peña como si fuera un presidente de verdad.Lo hace notar Santi González en El Mundo con toda la razón:

En ningún momento se destacaba que la primera rareza era la aplicación estricta de la ley después del 155. La segunda era un ilícito penal definido en el artículo 402 del Código Penal como «usurpación de funciones».

Y lo remata sin piedad:

  • Después de leer la intervención de ese sujeto delirante que se proclama presidente de Cataluña, después de haberse dado a la fuga para no responder ante la Justicia española de los delitos que se le investigan, no hay más remedio que llegar a la conclusión de que este tipo es un tonto pregonado o cree que lo son los destinatarios del mensaje.
  • Ambas posibilidades son perfectamente compatibles y de hecho creo que en este caso lo son. Sin tener aún los datos del seguimiento del mensaje del fugitivo, emitido por la cadena TV3, podemos aventurar que el seguimiento del discurso navideño de Felipe VI en Cataluña va a ser superior: cuatro de cada 10 catalanes lo siguieron.