Periodismo
Portadas del 28S de La Vanguardia, El Periodico, El Punt Aviu y Ara.

Las subvenciones para las publicaciones en catalán llegarán a los medios de comunicación de esta comunidad autónoma después de que representantes del anterior Gobierno de esta Comunidad Autónoma y del Ejecutivo español hayan acordado el desbloqueo de esta partida presupuestaria, que fue retenida tras la aplicación del artículo 155. --Carles Puigdemont da subvenciones por 7,4 millones a los medios catalanes para que apoyen su referéndum independentista--

La inyección, cuya cuantía es superior a los siete millones de euros, también repercutirá en la prensa de papel, como el citado Ara, La Vanguardia y El Periódico. En cuanto a los digitales, las subvenciones desatascadas por el Gobierno son la clave de su viabilidad a medio plazo tras el cese de la propaganda de la Generalidad, la otra gran vía de ingresos de estos medios.

Según detalla el diario Ara, las negociaciones para liberar estas ayudas tuvieron lugar durante los últimos días de 2017 e implicaron a representantes del PdeCat, de ERC y del Ejecutivo de España encargado de la aplicación del artículo 155. --La prensa golpista catalana incendia el 21-D: "Los unionistas no quieren gobernar Cataluña, quieren arrasarla"--

Estas subvenciones se conceden en función de la difusión y del número de trabajadores de cada medio de comunicación; y en su momento sirvieron para ayudar a los independentistas a forjar una amplia red de apoyos en Cataluña.

Según los registros del BOE catalán, el Gobierno otorgó el año pasado ayudas de este tipo a 86 medios de comunicación digitales (1,5 millones de euros), a 198 publicaciones escritas (3,89 millones), a 18 empresas radiofónicas (570.000 euros) y a 19 televisiones (570.000 euros).

La inmensa mayoría de los beneficiarios de estas partidas de dinero público fueron pequeñas y medianas empresas y asociaciones.

No obstante, en la lista también se encuentran los editores de los principales medios de comunicación privados de Cataluña, tales como Grupo Godó, Zeta, Hermes o El Punt, aunque estos también reciben fondos de la Generalidad a través de las campañas de publicidad institucional.