Periodismo
Letizia, doña Sofía y el rey Felipe TW

El duelo entre reinas, trasladado entre quienes defienden a la reina Letizia y a doña Sofía, ha disparado las audiencias en los medios tras el tira y afloja en la catedral de Palma. (Un oscuro secreto sobre el divorcio entre Letizia y Felipe incendia la Zarzuela).

Este miércoles 11 de abril de 2018 la revista 'Lecturas' abre portada con un reportaje que viene firmado por Pilar Eyre y por Mariángel Alcázar, con el título 'La verdad del escándalo de las reinas', donde se revelan detalles que dan cierta idea de cómo se gestó el follón de marras tras la misa. (El soberano corte de un cabreado don Juan Carlos a su nuera por despreciar a su mujer).

Eyre pone el dedo en la llaga al recordar la buena relación que existía al principio entre ambas, y cómo doña Sofía se volcó en su nuera, descuidando incluso a sus propias hijas:

"Le aconsejaba como debía posar para los fotógrafos, algo que ella domina perfectamente, le regaló un equipo completo de esquiar a pesar de que es bastante tacaña e iba todas las tardes a la casita de la Pradera, como la llamaba Juan Carlos". (El vídeo oculto de la riña entre las reinas donde Letizia muestra su peor cara).

Y entre todo esto le lanzó una amenaza al entonces príncipe de Asturias: (La versión de Froilán sobre el incidente en el AVE que deja rojos de vergüenza a los comunistas).

"Yo no voy a ser una mujer sufridora como tu madre... a la mínima, me largo".

Las confesiones de la madre del hoy Rey de España a su actual nuera, fueron tambien la tónica:

"Le aconsejaba como debía posar para los fotógrafos, algo que ella domina perfectamente, le regaló un equipo completo de esquiar a pesar de que es bastante tacaña e iba todas las tardes a la casita de la Pradera, como la llamaba Juan Carlos".

Pilar Eyre asegura que la reina griega llevaba sus albúmes de fotos y películas de la infancia de Felipe y las veían durante largas horas. Además Sofía

"le presentó a sus escasas amistades, pidió a sus familiares griegos que la invitasen, le prestó joyas... y cuando nacieron Leonor y Sofía, la abuela creyó morir de felicidad. Hasta dejaron de importarle las Corinnas de su marido".

LA TRAICIÓN

Pero el 'buen rollo' duró poco, cuando la reina Sofía dejó de ser persona autorizada para entrar en casa de Felipe y Letizia. (El terrible corte que le dio la reina Letizia a doña Sofía siendo las niñas bebés).

 "Letizia se hartó, contrató a una enfermera especializada en recién nacidos y vino el primer desplante. Cuando la madre de Felipe iba a llevar una caja de juguetes y regalos para sus nietas a casa de su hijo y su nuera, la niñera le dijo que la señora había salido y ella no estaba en la lista de personas autorizadas a venir en su ausencia".

A partir de ahí, todo eran excusas: "las niñas están comiendo, durmiendo o en natación..." y la abuela Paloma Rocasolano era la encargada de cuidarlas cuando Letizia no estaba. La tristeza de Sofía era tal que un día se vino abajo delante de su familia griega y con lágrimas en los ojos desveló el motivo:

"No me dejan ver a mis nietas, ‘la otra', está todo el día en su casa, y yo que vivo al lado no puedo ir".

"Felipe le llamó la atención a su mujer, que, en lugar de tomar nota, entró en cólera. Una situación tormentosa que desembocó en el episodio de la catedral de Palma, de graves consecuencias para el futuro de la Corona".

Según la periodista, a Letizia

"se le ha hecho saber que su etapa de joven rebelde se ha acabado y que si se tiene que escoger entre ella y la institución, está clara la respuesta. Y esa opción la separaría de sus hijas, ya que el despacho de abogados Uría habría redactado un acuerdo prematrimonial por el que la custodia de las hijas recaía en el marido en caso de divorcio".