Periodismo
Anna Gabriel (ERC). EP

Va de mártir por la causa y se cabrea a la primera de cambio como un demonio, aunque las preguntas se las haga este lunes 7 de mayo de 2018 el diario francés 'Libération', sensible a la causa independentista, y que da voz a la exportavoz de la CUP que vive tan ricamente en Ginebra por la zona del barrio de Florisant, contando entre sus millonarios vecinos con la mismísima infanta Cristina. (Se desvela por fin dónde vive Anna Gabriel sin dar ni golpe: ¡es vecina de la infanta Cristina!).

La exdiputada de la CUP, lejos de su humilde actitud  la hora de pedir dinero a sus amigos, se muestra altiva y descarada a la hora de responder a cómo es posible que sin dar ni golpe pueda permitirse el lujo de permanecer en la ciudad, máxime si se tiene en cuenta que solo el alquiler de su piso ya ronda los 5.000 euros mensuales: "le prestaron una habitación en el centro de la ciudad suiza". (El dato secreto sobre la buena vida que se está pegando Anna Gabriel en Suiza).

La aludida se pone chula ante el periodista François Musseau que la entrevista en la 'Silla Rota' de la Plaza de la ONU, -coincidiendo con la presencia de docenas de mujeres kurdas con ropas tradicionales que protestan contra el régimen de Erdogan-, y responde de esta guisa "varias veces" cuando se le recuerda entre líneas su lujoso tren de vida. (La causa de que Anna Gabriel esté perdiendo el pelo a marchas forzadas).

Y es que,

"tiene unos amigos de lo más generosos, permitiéndole satisfacer sus necesidades, a orillas del lago Lemán, donde triunfan los millonarios".

Es su respuesta 'traducida' a la pregunta: "¿Qué hace aquí un activista anticapitalista, jeans gastados, camisetas moradas y chándales azules, la simplicidad misma, en una actitud relajada sin maquillaje? : (El golpe bajo de los amigos pueblerinos de Anna Gabriel que la deja por los suelo)

"¿Qué es que la vida es cara?. Soy una exiliada de lujo. Ginebra es la ciudad de las ONG y la defensa de los derechos humanos, una ciudad que puede servir una buena caja de resonancia para la causa catalana."

Se le recuerda así que en esa orilla del lago Lemán donde se ha asentado viven y triunfan los "millonarios". Pero ella reitera que ha llegado allí por poner su "cuerpo y existencia" al servicio "de una causa justa". (La patada en el culo que prepara Suiza para las rufianas Anna Gabriel y Marta Rovira).

Y como guinda al pastel, ya con menos humos, pide desde las páginas del diario que alguien le dé empleo:

"Su enemigo no es solo el estado español, sino también el sistema capitalista en sí mismo. Su motor: sentar las bases de una nueva República, social y socialista, feminista, ecológica, sin desigualdad, contra el capital, los diversos empleadores, la dominación de las multinacionales y el comercio de armas, una democracia directa. En resumen, una utopía en Charles Fourier, versión del siglo XXI".