Periodismo
Rajoy, a lo suyo, mientras otros medios extranjeros le hacen el trabajo. PD

La pachorra de Rajoy y su equipo de comunicación del Palacio de la Moncloa comienza a ser desesperante. En vez de tomar la iniciativa y hacer una campaña agresiva en Europa y en las principales potencias mundiales para poner de vuelta y media al nazi y supremacista presidente catalán, Quim Torra, el jefe del Ejecutivo español prefiere fumarse un puro y mirar hacia otro lado.

Es que ni RTVE está por la labor de hacer un monográfico sobre las ideas racistas del golpista Torra. Dirán Rajoy y su secretaria de Estado de Comunicación, la deslenguada Carmen Martínez Castro, que para eso ya están los medios extranjeros que, de momento, parece que están poniendo a Torra como a 'La Chata'.

Pero no hay que fiarse, que la propaganda separatista suele ser bastante convincente y la situación puede revertirse.

Destaca el artículo de opinión publicado el 16 de mayo de 2018 por Le Figaro: '¿Quién se esconde detrás del incendiario Quim Torra, el nuevo presidente de Cataluña?'. Firmado por Benoît Pellistrandi, el texto no escatima en adjetivos contra Torra, cuyo nacionalismo relaciona directamente con "la Yugoslavia de Milosevic o la Italia de Mussolini".

Subraya que Torra es un "peón" de su antecesor Carles Puigdemont, Pellistrandi considera más "inquietante" la ideología del nuevo president. Citando al director adjunto de La Vanguardia, Enric Juliana, el articulista destaca que Torra es un hombre "intelectualmente impregnado del espíritu de los años 30, una nacionalista de derechas y agresivo".

El historiador subraya que Torra también es admirador del Estado catalán, movimiento que en los 30 sentía simpatías con el fascismo y también le reprocha que hable de "crisis humanitaria" refiriéndose a la situación de los presos independentistas considerando las situaciones en Siria, Gaza o Congo, entre otras.

Libération se hace eco de las acusaciones de Ciudadanos en las que llamaba a Torra "xenófobo supremacista" y se fija en el artículo que Torra publicó en El Món en 2012, en el que utilizaba expresiones como "carroñeras, víboras, hienas" para referirse a aquellos que "les repugna cualquier expresión de catalanidad".

Le Monde se hizo eco de los tuits del nuevo presidente catalán y los definió sin ningún género de dudas de "racistas"

En los medios alemanes, el Frankfürter Allgemeine Zeitung destaca los tuits de Torra en los que mantiene que Cataluña está "ocupada" por España o que "los españoles solo saben expoliar". Esta última expresión también es la que destaca el Die Zeit.

En Gran Bretaña, la cadena pública BBC dedicó un artículo en su edición en español en el que calificaban a Torra de "ala dura del independentismo" y de nuevo reproducían expresiones como la "vergüenza es una palabra que los españoles hace años que han eliminado de su vocabulario".

En Estados Unidos, el prestigioso The New York Times incluye un artículo de opinión especialmente contundente contra la elección de Quim Torra. Daniel Gascón califica de "xenófobo" el discurso del nuevo president y lamenta que "un prófugo de la justicia española" haya nombrado "a dedo y desde Berlín" a un "supremacista".

Según el periodista, los polémicos tuits "indican una forma de pensar" de Torra, "que se puede apreciar en su admiración por movimientos filofascistas de los años treinta y en sus artículos".

Por su parte, The Washington Post y otros medios reproducen un artículo de Joseph Wilson, de la agencia Associated Press, en el que se dice que Torra, "con una sonrisa irónica, expresa puntos de vista antiespañoles que los opositores políticos consideran extremos o incluso supremacistas".

El diario también hace referencia a los tuits y también recoge que Torra "cuestionó la identidad catalana del jugador de baloncesto nacido en Barcelona, Pau Gasol, y la estrella del tenis, Rafael Nadal, quien es de la isla española de Mallorca y habla su dialecto local de la lengua catalana".

EURODIPUTADOS ESPAÑOLES QUE SÍ HACEN SU TRABAJO

Varios eurodiputados españoles se han encargado en las últimas horas de dar a conocer al nuevo presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su cara más excluyente.

El popular Esteban González Pons calificó al president como "ultranacionalista, xenófobo, racista y fundamentalista" y advirtió a sus compañeros de que los nacionalismos están intentando romper Europa.

El vicepresidente del grupo popular recoge también algunas de las afirmaciones contenidas en los artículos de Torra. Una línea similar es la que ha seguido el parlamentario de Ciudadanos Javier Nart, que en su misiva ha traducido algunos de los textos del presidente. Nart tachó al dirigente catalán de "ultranacionalista supremacista".