Periodismo
Jesús Maraña y Soraya Sáenz de Santamaría.

La izquierda podemita vota por Soraya. Vean la columna que se marca el ex asesor de Zapatero, el sociólog Ignacio Sánchez-Cuenca en el digital Infolibre:

Sánchez-Cuenca (Madrid, 1966) es profesor de Sociología en la Universidad Carlos III de Madrid y director del Instituto Juan March-UC3M.

"Sánchez-Cuenca dice pretender querer 'acabar con la cultura de los amiguetes' cuando él no deja de meter a los suyos en la Carlos III", algo que estos profesores de la universidad califican como "un uso vergozante de recursos públicos para intereses privados".

"La relación de profesores que han ido entrando, muchos de ellos sin docencia (pese a que la normativa no lo permite) con concursos "orientados" es sistemática. Solo basta comprobar el claustro de profesores del Departamento de Ciencias Sociales y del Instituto Juan March-UC3M", dicen las mismas fuentes.

El artículo es un ataque en toda regla a Casado:

No sabemos aún si la investigación judicial en marcha imputará a Casado o no. Pero al margen de lo que decidan los jueces, es impresentable que alguien con la trayectoria de Casado pretenda asumir la principal responsabilidad de un partido que dice creer en los valores del liberalismo.

El “liberalismo” en España sigue siendo “liberalismo de amiguetes”. Por eso a Casado le apoya lo más granado del liberalismo genuinamente español, es decir, José María Aznar, Esperanza Aguirre, Federico Jiménez Losantos, Pedro J. Ramírez etc., etc., etc.

La derecha parece dispuesta a perseverar en el descrédito apoyando a un candidato que no cumple unas condiciones mínimas de ejemplaridad y coherencia. Si lo hace, no hará más que confirmar que el PP es un partido imposible de regenerar, dominado por prácticas que se toleraban en los tiempos de La escopeta nacional, pero que hoy resultan insoportables a la gran mayoría de la sociedad.