Periodismo
Alfonso Ussía y Monseñor Setién. PD

Alfonso Ussía le ha metido un palo con guante de seda a la Cadena COPE después de ver el trato que le ha dado al fallecimiento de monseñor Setién, el obispo de San Sebastián.

El columnista de La Razón, que siempre tuvo sus claras divergencias con el religioso por el desprecio que siempre demostró hacia las víctimas de ETA, se queja en su tribuna de este 12 de julio de 2018 de como la emisora ha sido más que suave y magnánima con este cura que nunca tuvo un gesto de humanidad hacia quienes sufrieron en sus carnes la lacra del terrorismo.

Es más, Ussía, que siempre denunció estos hechos siendo tertuliano de COPE, acabó siendo despedido por atreverse a contar lo que los 'bienintencionados' de la sotana se encargaban de silenciar -Cuando en la COPE no se podía criticar a monseñor Setién... y despedían a Ussía por atreverse a hacerlo-.

Señala Ussía que:

He sabido, y no por confidencias de Pilar Urbano que últimamente no me cuenta nada y que fue gran amiga y defensora del fallecido Obispo Setién Alberro, que el Comité de Admisión del Purgatorio, teniendo en cuenta la dignidad jerárquica del nuevo inquilino, ha decidido destinarlo a la sección tercera, 'Llamas Intermitentes con sustos de matasuegras por la Espalda', lo que ha causado indignación en otros internos veteranos que han invertido centenares de años en alcanzar ese grado gracias a su buena conducta.

Añade que:

En vista de ello, el Comité de Admisión se ha mantenido firme en su decisión endureciendo levemente la purificación del nuevo y obispal huésped. Una vez cada año, cuando se celebre en la tierra el 'Aberri Eguna', se apagarán las llamas durante seis minutos y su Ilustrísima bailará un 'Aurresku' sobre las cenizas con elevación de las piernas hasta más arriba de su cabeza, y sin derramar ni una gota de vino del pequeño vaso sobre el que ha de terminar su divertido baile. También se conoce como 'Espatadantza', y es danza animadora, contagiosa y muy útil para establecer amistades.

Y va al fondo de la cuestión, al trato dispensado por COPE:

Y a caballo regalado no le mires el diente. Le podría haber ido mucho peor. Ha tenido la fortuna, por hallarse la mitad de los miembros del Comité de vacaciones, de que los sustitutos coincidieran en vida con él como miembros de la Conferencia Episcopal y actuaran con su pavoroso silencio con complicidad, nocturnidad y alevosía. En este caso, hay que reconocerlo, la COPE se ha portado de maravilla con el finado prelado, y ha logrado formar un Comité de Jornada favorable al Obispo. Como Secretario del Comité ha figurado el vicario Pagola, su mano derecha y colaborador íntimo durante los años de sus fechorías.