Periodismo

Es la historia de siempre. En cuanto muere un torero en la plaza -desgraciadamente, en menos de un año llevamos dos, una situación que llevaba muchos años sin darse- salen de la madriguera lo mal llamados animalistas para celebrar lo sucedido--El estremecedor vídeo de la mortal cornada al torero Iván Fandiño--.

El caso de Iván Fandiño no ha sido una excepción. El torero vasco fue prendido por un toro de Baltasar Ibán este sábado 17 de junio de 2017 en la plaza de Aire Sur L'Adour  que le causó la muerte--Los miserables comentarios de los animalistas celebrando la muerte del torero Iván Fandiño--.

Al dolor de la familia taurina apareció en contraposición la alegría y el jolgorio de los insensibles que bajo la bandera animalista muestran su mezquina condición--La contundente respuesta de Fran Rivera a los antitaurinos tras la muerte de Fandiño--.

Carlos Herrera, aficionado a la tauromaquia reconocido, no tuvo ningún problema este 19 de junio de 2017 para ponerlos en su sitio:

La muerte te puede sorprender a cualquier vuelta de la esquina. Nadie nos quitará de Ivan Fandiño y su criterio valiente del toreo, la seriedad, la exigencia, el inconformismo.

La basura animalista sigue diciendo barbaridades donde puede. Una sola reflexión, los animales no merecen que les defiendan teóricamente tipos como estos.