Periodismo
Carlos Herrera (Cadena COPE). PD

Se llama Martín Blanco, y ha dado voz frente a los micrófonos de Carlos Herrera en COPE, tras haber denunciado junto a Joan López Alegre en un duro artículo para 'El País', cómo se las gastan en TV3, donde han dejado de participar en las tertulias. (Desgarrador lamento de dos tertulianos disidentes de TV3 que ya no pueden más: "Renunciamos a participar en ese circo del odio a España").

El también tertuliano de Cataluña Radio, ha confirmado la sospechas de muchos de sus oyentes:

"No ha sido una decisión precipitada ni fácil, es una conversación que junto con otros comentaristas hemos mantenido durante años."

A su juicio, y según se hace eco 'EsDiario', su participación en la televisión catalana era contraproducente porque normalizaba

"un planteamiento enfocado a generar odio a los españoles en la sociedad catalana. El planteamiento es muy poco amable con quien no comparte las tesis separatistas. Se te presenta como un rareza, algo que prácticamente no existe en la sociedad catalana", explicó asegurando que "el discrepante en las tertulias de TV3 es el tonto útil".

Según Martín Blanco, "hemos querido pensar que podíamos abrir los ojos a mucha gente y seguramente hemos cambiado de impresión a algunas personas" pero

"no es admisible que los medios públicos de Cataluña alimenten el odio al resto de España y el menosprecio a los españoles no catalanes".

En su opinión es una actitud "supremacista".

Asimismo denunció en el programa de Herrera en COPE cómo se distorsiona en ambas cadenas la imagen de España: "En un prograna de humor a las tres de la tarde hablan de Franco, es una matraca constante".