Periodismo
Mònica Terribas TV

Está hecha una fiera, y este lunes 23 de octubre de 2017 acaba de firmar prácticamente su finiquito en Catalunya Ràdio con su amenazante editorial, que ha lanzado desde la emisora desde donde azuza sin pudor al independentismo más radical y donde la tendrán que sacar a rastras dada su actitud en cuanto se aplique el 155. (La Guardia Civil denuncia a la periodista de 'Catalunya Ràdio' por 'chivar' sus posiciones).

Es Mònica Terribas, la millonaria musa del procés, -vinculada para más señas a un entramado de sociedades y fundaciones que ha recibido más de 15 millones de euros de la Generalitat-, y quien desde su programa 'El Matí' ha hecho toda una declaración de intenciones que cuando menos pone los pelos de punta. (Concentración frente a la sede de Cataluña Radio en repulsa de Mònica Terribas: "Alerta becaria, que tu jefa es millonaria").

Así, mientras los trabajadores preparan una acción organizada para evitar que se asuma el control, ha señalado en plan chulo que "he tomado la humilde decisión de no retroceder". (Losantos al director de TV3: "¿Así que 'puta España'? Pues a la puta calle todos").

La otrora directora de TV3 de 2008 a 2012, no ha tenido pelos en la lengua:

"Olvidaremos declaraciones y opiniones, pero no olvidaremos los hechos. No olvidaremos la violencia del 1 de octubre contra personas pacíficas que querían votar. No olvidaremos las tablas y las puertas rotas en los colegios electorales, metáfora de las tablas y puertas rotas a la voluntad de millones de personas en este país.
No olvidaremos la negación de esta violencia, ni los registros ni los boicots informáticos en nuestras instituciones. No olvidaremos los procesos penales contra representantes públicos por haber defendido proyectos políticos que están validados en las urnas. No olvidaremos que hoy hará ocho días del encarcelamiento por sus ideas de dos activistas sociales, que representan miles".

En tono amenazante avisó a los que "intentan intervenir los medios públicos catalanes" con que

"nos encontrarán de pie porque son hechos que vulneran derechos fundamentales, demuestran la incapacidad política de encajar la voluntad ciudadana durante años y la supresión del autogobierno".

Según Terribas,

"son hechos de 2017, no de 1978. No son artículos escritos en una Constitución, son palos vividos en la dignidad de miles de personas de este país".