Periodismo
Carlos Herrera. COPE

Monumental enfado este 15 de diciembre de 2017 de Carlos Herrera al comprobar las últimas encuestas electorales que sacan los principales periódicos nacionales y catalanes. En el mejor escenario para el llamado bloque constitucionalista, este se quedaría a unos tres escaños de los separatistas y quedarían como árbitro los comunes de Xavier Domenech.

En su editorial de las ocho de la mañana, Herrera exponía la situación que salía de las últimas encuestas que por ley se pueden publicar antes de las elecciones del 21-D:

Hoy es el último día de encuestas en Cataluña, yo no es que pretenda que no pierdan ustedes el tiempo o desairar el trabajo de grandes profesionales que trabajan en las encuestas, pero es muy difícil hacerlas y muy difícil obtener una fotografía verídica con mil entrevistas en Cataluña.

Va a incorporarse nueva gente, eso sí que lo prevé bien todas las encuestas, va  a haber más votantes... pero ¿a quién va n a votar?. Sí que hay una tendencia que dice que Ciudadanos obtendría el mayor número de votos, lo cual no quiere decir que obtenga el mayor número de votos ¿por qué? Porque hay dos provincias que están sobrevalorados como son Lérida y Gerona donde Ciudadanos tiene menos fuerza de la que tiene en Barcelona. Si Cataluña fuera una sola circunscripción estaríamos hablando de otra cosa, en fin, la ley electoral es como es.

Para Herrera, el problema es que con los resultados demoscópicos en la mano, de confirmarse los mismos la noche del 21-D, el problema será formar una coalición, aunque cree que los de Podemos tirarían hacia el lado de los separatistas:

Uno habla de acariciar la victoria, otros creen que ganarían en votos y escaños, por ejemplo ABC, el problema está en qué suman, con quién suman. Y el voto constitucionalista difícilmente va a sumar más que el voto independentista, habida cuenta que hay en medio hay una bisagra que son los Comunes Podemos, que la cabra tira al monte.

Es un panorama difícilmente gobernable. Seguramente gente con imaginación podrá encontrar alguna solución. Iceta, ya ven ustedes, está trabajándose ser el cuarto hombre; bueno y yo monto un gobierno de izquierdas pero que me vote la derecha y sujeto a Esquerra y digo toso esto de los indultos precisamente para eso, indultar a los que han participado en esta proclamación de la república catalana y estas cosas, porque es un delito político... no ha convencido a nadie. No hay un solo artículo, comentario editorial que aplauda las tesis de Iceta, ni uno, pero ahí lo tienen.

Y remachaba con un sonoro cabreo:

Sigue sorprendiendo que después de todo lo que ha pasado, la fuga de las empresas, la división de la sociedad, los disturbios, meter tíos en la cárcel, las mentiras... de ahí no se baja nadie ¿hay algún gramo de raciocinio ante esta situación?