Periodismo
Radio FM. PD
Algunos usuarios aseguran que la DAB no llega a todo el país

Desde el pasado miércoles, 13 de diciembre de 2017, Noruega ya no cuenta con emisoras de radio en frecuencia modulada FM, realizándose todas las emisiones en formato digital.

El cambio a la transición digital, que se puso en marcha el pasado 11 de enero, se justificó por el hecho de que la Transmisión digital de audio o DAB —según las siglas del término en inglés—, proporciona una mejor calidad de sonido, además de un mayor número de canales y de funciones.

Además, según recalcan las autoridades locales, este formato es ocho veces más barato que la radio FM. Las últimas regiones que se han unido al nuevo estándar son Noruega del Norte y el archipiélago de Svalbard (anteriormente Spitzberg) en el Ártico.

Tras el 'apagón' de la frecuencia modulada, no se han hecho esperar las primeras críticas relacionadas con incidencias técnicas, incluidas algunas quejas porque la DAB no llega a todo el país, informa The Local.

A ello se une el hecho de que no todos los usuarios pueden acceder a la transmisión por DAB, ya que para eso se necesitan nuevos receptores o adaptadores, que, por lo general, suelen costar entre 100 y 200 euros.

A los efectos negativos que algunos usuarios han experimentado desde que se implantó el nuevo sistema, se unen los sufridos por las cadenas de radio, como NRK, que ha perdido un 21 por ciento de su audiencia desde el inicio de este año y un 10 por ciento a nivel general, según un estudio citado por medios locales. 

"Es un gran cambio y tenemos que dar tiempo a los oyentes para que se adapten a la radio digital", dice Ole Jorgen Torvmark, director de DRN (Radio Digital de Noruega).

"Después de cada cierre [en una región], notamos que la audiencia primero cae, pero luego vuelve a subir", agregó.

Otros países como Suiza, Gran Bretaña y Dinamarca también pretenden seguir los pasos de Noruega en los próximos años.